Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La cara b de un artista abstracto

El Círculo de Bellas Artes muestra 100 obras en papel de José Caballero

La obra en papel de un artista suele ser el terreno de prácticas para su experimentación. Jesús Cámara, experto en la obra de José Caballero, figura clave de la abstracción española de la segunda mitad del siglo XX, creyó que sería una buena idea mostrar esta faceta del artista onubense, fallecido en Madrid en 1991. Hasta el10 de abril, el Círculo de Bellas Artes muestra más de un centenar de dibujos, bocetos, aguafuertes y grabados, que permiten recorrer el proceso creativo del artista. "Hay catalogadas unas 200 obras en papel de José Caballero y, de las 100 seleccionadas, el 80% son inéditas. Es como mostrar la cara B del artista", explica Cámara.

La exposición José Caballero. Caminos de papel 1951-1991 se centra en la actividad del artista en la segunda mitad del siglo pasado. "Se dedicó a la pintura a partir de su primera exposición, que tuvo lugar en la galería Clan, en 1950", señala el comisario de la exposición.

La exposición se centra en el trabajo que el pintor realizó desde 1951

El 80% de las piezas seleccionadas por el comisario, Jesús Cámara, son inéditas

Hasta entonces, Caballero había sido, sobre todo, ilustrador de libros y publicaciones, aunque también realizó diseños para decoraciones teatrales y cinematográficas. El joven artista conoció a Federico García Lorca y, a través de su relación con la Residencia de Estudiantes entabló amistad con Pablo Neruda, Rafael Alberti, Miguel Hernández, Maruja Mallo y con Luis Buñuel. "Aunque los críticos tratan, machaconamente, de encuadrarlo en la Generación del 27, por edad no pudo pertenecer a ella: no era más que un muchacho que se estaba formando como pintor", dice.

A través de las obras expuestas en el Círculo de Bellas Artes se puede adivinar la plena libertad del artista a la hora de trabajar con el papel y con todo tipo de materiales: lápices de plomo, ceras, tinta china, témpera, imprimaciones, aguada... Además de su juego con las distintas técnicas, también se puede recorrer su búsqueda de un lenguaje propio, sus comienzos próximos al surrealismo y el posterior alejamiento de la figuración para abrazar, durante el resto de su vida, la abstracción.

La exposición incluye también ocho óleos sobre lienzo o tabla, que representan, con su salto desde el papel, la culminación de esa experimentación.

José Caballero. Caminos de papel 1951-1991 . Hasta el 3 de marzo. Círculo de Bellas Artes. Alcalá, 42.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de marzo de 2011