Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oposición y sindicatos exigen que la niña del velo siga en su colegio

Educación considera legal la petición del centro de trasladar a la alumna

Un reguero de organizaciones sociales y políticas alzó ayer su voz para exigir a la Xunta que intervenga y prime, por encima de cualquier otro principio, el derecho a la educación de la niña de Arteixo, sancionada por su colegio por llevar en clase el velo islámico. Ante la decisión del centro, en el que la menor cursa sexto de Primaria, de sancionarla por falta grave y pedir su traslado a otro colegio, los partidos de la oposición, PSdeG-PSOE y BNG, así como los sindicatos UGT y Comisiones Obreras instaron ayer a la Consellería de Educación a mantener en su escuela a la alumna de 11 años. El Foro Galego de la Inmigración advirtió, por su parte, que presentará una denuncia judicial si "se materializa el traslado forzoso" de la pequeña. "Una expulsión indirecta", arguyó esa organización, que supondría "respaldar un comportamiento discriminatorio con una persona por razón de cultura o religión".

La pelota está en el tejado de Educación, cuyo titular, Jesús Vázquez, insiste cada día en avalar lo que el centro decida "dentro de su autonomía y respetando la legalidad", según reiteró ayer en Lugo. La consellería esperará para decidir si acepta o no la petición de traslado a recibir formalmente el acta del consejo escolar de este nuevo centro de Arteixo que, en una reunión extraordinaria, el pasado lunes, decidió por 10 votos a favor y dos abstenciones sancionar con carácter grave a la alumna y pedir su cambio de colegio. Vázquez aseguró que por prudencia evaluará antes de nada si esa resolución "se adapta a la normativa". A partir de ahí, "nos pondremos en contacto con el centro y veremos la decisión que adoptamos", agregó.

1A la espera de que haga pública la decisión definitiva, la Consellería de Educación avala, de entrada, la legalidad de esa petición para un cambio forzoso de centro de la alumna. La consellería encargó días atrás un informe a los servicios jurídicos que asegura que el reglamento interno de ese nuevo colegio de Arteixo, que prohíbe acudir a clase con la cabeza cubierta con cualquier tipo de prenda, se adapta al Real Decreto de derechos y deberes del alumnado de 1995, que establece también las sanciones por el incumplimiento de las normas de conducta.

En su reunión del pasado lunes, el consejo escolar del Colexio Novo de Arteixo desechó la posibilidad de expulsar a la niña por un periodo de entre tres días a un mes, como establece su norma interna para incumplimientos reiterados que conllevan una sanción grave. Prefirió la opción de devolver el caso a Educación al pedir el cambio de colegio de la alumna. "Expulsión o traslado forzoso a mitad del curso escolar es igual de perjudicial para la niña", destacó el abogado de la familia, que recurrirá la notificación del centro en cuanto la reciba. Los padres de la menor, que incluso intentaron convencerla de que dejara de llevar el velo islámico hasta terminar el curso cuando el centro aprobó esa prohibición, en diciembre pasado, están dispuestos a ir hasta los tribunales en defensa del derecho a la educación y a la libertad religiosa. Por eso, dieron marcha atrás en su inicial decisión de tramitar voluntariamente, hace 15 días, un cambio de colegio.

Los socialistas y UGT, así como la alcaldesa de Arteixo, Pilar Souto (PSdeG) reclaman de la Xunta que intervenga y suspenda cualquier medida hasta que establezca una norma igual para todos los centros educativos de Galicia. Todos hacen hincapié en el perjuicio que se causará a la escolar y en la "irresponsabilidad" de Educación por no intervenir. "El conselleiro debe garantizar el acceso a la enseñanza en igualdad de condiciones e independientemente de las creencias religiosas", advirtió el BNG.

La controversia ha saltado en el único centro educativo de Arteixo, donde vive la mayor y más antigua comunidad musulmana de Galicia (medio millar de personas entre 30.000 habitantes) que adoptó la prohibición del hiyab. Los partidos de la oposición hacen hincapié en que ese pañuelo que cubre los cabellos y cuello es un símbolo religioso, no equiparable a un gorro o a una visera, como establece el centro. El abogado de la familia destaca que la propia norma española de identidad así lo reseña al permitir el hiyab en el DNI. La niña, nacida en Arteixo, lo luce en la foto de su carné. Partidos políticos y sindicatos advierten del peligro que otros centros también adopten una prohibición similar. En Arteixo, solo hay un instituto de secundaria y si prohíbe el velo, ninguna alumnas musulmanas que lo lleve podrían escolarizarse en su municipio, advierte UGT.

La normativa

Educación puede cambiar a un niño de colegio por dos motivos:

- El decreto estatal de 1995 que regula la convivencia escolar dice que el centro puede decidir su expulsión si comete una falta grave.

- Un decreto de la Consellería de Educación de 2007 que regula la admisión de alumnos prevé que los padres puedan solicitar el traslado a otro centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de marzo de 2011

Más información