ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 15 de febrero de 2011

España exculpa a Contador

La federación comunicará hoy al triple ganador del Tour que no le sancionará por su positivo por clembuterol - Los organismos internacionales cuentan con un mes para recurrir al TAS

España, representada por los cuatro abogados que componen el Comité Disciplinario de la Federación Española de Ciclismo, ha decidido exculpar a Alberto Contador. La primera instancia del caso ha decidido que el positivo por los 50 picogramos de clembuterol por mililitro de orina hallados en un control del Tour de Francia no constituyen un caso de dopaje y que, por lo tanto, no procede una sanción. El comité da así marcha atrás: hace dos semanas había enviado al corredor una propuesta de sanción de un año de suspensión que no aceptó.

Según fuentes cercanas al comité, a Contador, que sí aceptó una sanción provisional el pasado 26 de agosto, cuando se le comunicó el resultado del control, analizado en el laboratorio antidopaje de Colonia, la federación le comunicará hoy que ya es libre para volver a correr donde quiera, que será probablemente en la Vuelta al Algarve, en Portugal, una prueba que comenzará mañana.

La decisión no ha sido ajena a las presiones de Zapatero para evitar el castigo

Ninguna de las partes -el ciclista, de 28 años; su equipo, el Saxo Bank; la Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)- han emitido su opinión y no lo harán hasta que reciban la notificación oficial de la exoneración. Si no están de acuerdo con el fallo, tanto la UCI como la AMA cuentan con la posibilidad de recurrirlo ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), con sede en Suiza.

Después de recorrer los recovecos y los vericuetos más laberínticos e imprevistos, incluidos las salas de despiece de los mataderos de carne; después de haber sido sometido a juicio público, privado, político, judicial y mediático; después de haberse arrastrado a escondidas y bajo la lupa pública por despachos variados de diferentes organismos internacionales durante casi seis meses, el caso Contador llegará hoy al final de su primera y agotadora etapa -el prólogo, como la caracterizaba de entrada la propia defensa del ciclista de Pinto- con el resultado previsto por los más descreídos observadores internacionales desde hace semanas: la absolución.

El comité decidió esta medida en una reunión el viernes pasado y se dio el sábado y el domingo como días de descanso y reflexión antes de emprender, ayer, la tarea de redactar y motivar la resolución. Según fuentes conocedoras de las discusiones, en su decisión no ha sido ajeno el insólito Twitter del presidente del Gobierno -"no hay razones jurídicas para sancionar a Contador", escribió José Luis Rodríguez Zapatero el jueves por la noche- y ha sido de ayuda la decisión de la AMA de no recurrir la absolución de su federación nacional al tenista de mesa alemán Dimitri Ovtcharov, positivo por clembuterol tras un torneo en China. Así, aunque, según la AMA y la Agencia Estatal Antidopaje, Contador no llegó a probar que el clembuterol de su orina provenía de un solomillo contaminado, tampoco la UCI pudo demostrar que la ingesta del beta agonista -antiasmático con efectos estimulantes y anabolizantes- no fuera accidental. Se le aplica así el artículo 296 del reglamento antidopaje de la UCI -un deportista puede ser exonerado si demuestra que no hubo culpa ni negligencia al ingerir inadvertidamente un producto prohibido-.

En su defensa, apasionada, Contador ha puesto en tela de juicio dos principios de la lucha antidopaje -la responsabilidad objetiva y la consideración cualitativa de algunas sustancias como el clembuterol, que se pueden encontrar en la cadena alimentaria y que pueden ser detectadas en cantidades mínimas- que un posible recurso ante el TAS ayudará a clarificar.

El caso nació viciado, pues, en principio, la UCI comunicó a Contador que creía en su inocencia y que lo más probable es que tan mínima cantidad de clembuterol se debiera a una contaminación alimentaria. Así, el asunto se mantuvo en secreto y en vías de extinción durante septiembre -por imperativo de la UCI, Contador no se lo pudo comunicar ni a su equipo de entonces, el Astana, ni al actual, el Saxo Bank, ni a la federación española-, hasta que el miedo a que lo difundiera una cadena televisiva obligó a hacerlo público. Después de sopesarlo con la AMA, en noviembre, la UCI ordenó a la federación española la apertura de un expediente.

Alberto Contador, en Oviedo en octubre pasado. / ASSOCIATED PRESS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana