ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 12 de enero de 2011
Negociación de los nuevos ajustes

Cobrar la pensión completa exigirá cotizar 37 años

El Gobierno mantiene la jubilación a los 67, excepto para quienes hayan trabajado 41 años - Los sindicatos alejan el fantasma de la huelga general al proponer un pacto global

El presidente del Gobierno advirtió el lunes por la noche que para cobrar toda la pensión al jubilarse en el futuro no bastará con tener 67 años, también será necesario haber cotizado más de 35. No precisó cuántos. Eso lo habían hecho los negociadores del Ministerio de Trabajo en las reuniones que habían tenido con UGT y CC OO el fin de semana. La intención inicial del Ejecutivo es que hagan falta al menos 37 años de cotización, según diversas fuentes de ambas partes. La propuesta de Trabajo supone endurecer significativamente los requisitos para tener derecho a cobrar el 100% de la pensión que corresponde al recién jubilado.

Hasta ahora, cuando un trabajador se retira, la Seguridad Social calcula la pensión correspondiente con los últimos 15 años cotizados. Pero solo el trabajador que ha cotizado durante 35 años cobra el 100%, al resto se le aplican coeficientes de reducción.

Trabajo propone elevar el periodo de cómputo de 15 a 25 años

Para los sindicatos los cambios propuestos son inasumibles, ya que supondrían un recorte en las pensiones del futuro entorno al 20% o el 25% y eso es algo que no están dispuestos a admitir. Además, a UGT y CC OO no les convencen las medidas de flexibilidad que propone el Ejecutivo.

Zapatero y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, han anunciado reiteradamente "flexibilidad para dulcificar el aumento de la edad legal de jubilación y que los sindicatos pudieran aceptarlo. Una de esas medidas sería permitir que los trabajadores con carreras largas de cotización se pudieran jubilar a los 65 años con derecho a cobrar toda la pensión. Según ha podido saber EL PAÍS, en concreto el Gobierno pretende exigir 41 años de cotización. A este umbral no se llegaría en el mismo momento en que se pusiera en marcha la reforma de pensiones, si no que se crearía un periodo de transición. Así en el primer año de entrada en vigor de la norma, 2013, se exigirían 36 años y luego se iría aumentando hasta llegar a los 41 años en 2027.

A la hora de elaborar esta propuesta, Trabajo se inspira en el modelo francés. Al otro lado de los Pirineos, los trabajadores que han trabajado durante 41,5 años pueden retirarse antes de la edad legal de jubilación (62 años tras la reforma aprobada recientemente) percibiendo la pensión en toda su integridad.

La otra excepción que pretende imponer el Gobierno para que los trabajadores eludan el retiro a los 67 años atañe a quienes desempeñan profesiones de riesgo e insalubres. Pero en este punto los detalles de la propuesta gubernamental no han trascencidido.

El otro punto que molesta a los sindicatos trata sobre la jubilación parcial. Ya el pasado mayo, con el ajuste presupuestario, el Gobierno endureció los requisitos para acceder a esta vía de jubilación. Esto provocó la reacción de UGT y CC OO, que se quejaban de que se ponían en peligro muchos de los acuerdos alcanzados con empresas para suavizar las regulaciones de empleo, sobre todo en la industria del automóvil. La intención ahora es ir más allá, ya que, según ha explicado Valeriano Gómez en alguna ocasión, esta modalidad de retiro se ha convertido en una especie de jubilación anticipada muy onerosa para la Seguridad Social.

En las reuniones del fin de semana, en las que también estuvieron presentes los dos vicepresidentes del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Salgado, el Ministerio de Trabajo también precisó que pretende ampliar el periodo de cómputo de los 15 años actuales a 25, como en los casos anteriores habría un periodo transitorio para no perjudicar mucho a quienes ahora se encuentran al borde de la jubilación o cerca de ella.

Según los cálculos de los sindicatos, todo este paquete de reforma supone recortar en un 25% las pensiones en el futuro. Además, también se quejan de que aumentar los periodos de cotización y cómputo perjudica sobre todo a las mujeres y a los jóvenes, que son quienes empiezan más tarde a trabajar y tienen carreras de cotización discontinuas.

Todo esto lleva a los sindicatos a rechazar de plano las líneas básicas de la propuesta de reforma de pensiones del Gobierno. Pero, lejos de levantarse de la mesa, ayer reiteraron su voluntad de diálogo en este campo e, incluso, agrandaron el campo de negociación para un acuerdo sobre pensiones, negociación colectiva, reforma laboral y política industrial y energética, la elaboración de un plan de choque contra el paro juvenil y el paro de larga duración.

Para lograrlo, y que ese pacto lanzara un mensaje de tranquilidad ante la gravedad de la situación económica tanto a ciudadadanos como a los mercados, el líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, propuso que a las negociaciones se incorporara también la patronal CEOE y todas las fuerzas políticas. En opinión del secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, es capital que la patronal y el Partido Popular se sumen a esta negociación.

No obstante, los sindicatos no hablan de una mesa general de conversaciones, si no de diálogo sobre los temas que proponen ellos, pero en los ámbitos que le corresponde a cada agente.

Esta propuesta supone, en la práctica, que se aleja el fantasma de la huelga general que los sindicatos habían esgrimido con bastante insistencia hasta el momento. De hecho, el Consejo Confederal de CC OO ayer acordó celebrar una reunión extraordinaria cuando esté claro el futuro de su propuesta. Pero todo depende del futuro de las pensiones. Y ahí el acuerdo es imposible, como recordó el portavoz del sindicato, Fernando Lezcano, si el Gobierno mantiene el retraso de la edad jubilación legal.

¿Cómo se calcula la pensión?

- Base de cálculo. Se tienen en cuenta los últimos 15 años de la vida laboral del recién jubilado. La paga final resulta de dividir por 210 la base de cotización de los 180 meses anteriores (15 años) al mes inmediatamente anterior al retiro.

- Acceso a la pensión máxima. Una vez calculada la cuantía de la pensión, hay que tener en cuenta que solo tienen derecho a percibir esta paga quienes han cotizado durante 35 años.

- Coeficientes de reducción. Para quienes no han cotizado 35 años la pensión se reduce en dos puntos porcentuales por cada año. Es decir, quien ha cotizado 34 años, percibe el 98%; quien lo ha hecho 33, un 96% y así sucesivamente. Si el periodo cotizado es menor de 25 años, el recorte es a razón de tres puntos porcentuales por ejercicio, así hasta llegar al suelo del 50% para los que han cotizado solo 15 años.

Zapatero presenta el informe económico sobre 2010 a empresarios. / CLAUDIO ÁLVAREZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana