ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 11 de septiembre de 2010

El INE estima que más de la mitad de la inflación obedece al IVA

El impacto se calcula en 1,1 puntos en julio, mientras Economía dice que no se ha trasladado toda la subida - Los precios se moderan hasta el 1,8% en agosto

"Los resultados están siendo discutibles". El ex vicepresidente económico, Pedro Solbes, evaluaba así en junio de 1995 el resultado de la penúltima subida del IVA (del 15% al 16%), adoptada cuando el propio Solbes era ministro de Hacienda en el Gobierno socialista de Felipe González. En caliente, Solbes lamentaba una recaudación por debajo de lo previsto y un excesivo impacto en la inflación, aunque la situación se enderezó después. Su reflexión ilustra las dificultades de evaluar cómo afecta un alza de impuestos a los precios del consumo. Un nuevo indicador elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) apunta a que la última subida del IVA (del 16% al 18%), en vigor desde julio, podría explicar más de la mitad de la inflación, que llegó al 1,8% en agosto.

Estadística obtiene el dato como si se aplicara toda la subida fiscal

Campa cree que el mayor impacto se produjo durante el primer mes

El INE calcula desde septiembre del año pasado un IPC "a impuestos constantes". Según explicó entonces el Instituto, el indicador trata de recoger "el efecto del cambio del impuesto en la evolución de los precios, asumiendo que dicho cambio se aplica de forma inmediata y completa". El indicador se elabora con un mes de retraso sobre los datos publicados del IPC, así que esta sería la primera estimación del impacto de la subida del IVA. Y la diferencia para el IPC de julio es apreciable: la inflación del 1,9% registrada ese mes se queda en menos de la mitad (0,8%), cuando se elimina el impacto teórico del impuesto.

Frente a esto, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, opuso ayer en conferencia de prensa que el impacto real de la subida del IVA es moderado: "unas cinco o seis décimas" (un tercio de la inflación actual) frente a las 11 décimas estimadas por el INE. Economía argumenta que los empresarios no trasladan de forma inmediata y completa la subida de impuestos, aunque admite que ni el cuándo ni el cuánto es fácil de precisar. El Gobierno da por hecho que la mayor parte de la repercusión en los precios del consumo se hizo ya en julio y se apoya en experiencias anteriores para asegurar que la subida de precios se quedará entre "el 45% y el 60%" del alza que se produciría si se repercutiese todo el alza de impuestos.

Economía destaca que la subida del IPC de junio a julio fue solo de cuatro décimas (1,5% al 1,9% en variación interanual). Y que en agosto (1,8%) ha podido más la moderación de los precios de los combustibles que el repunte inducido por el IVA. Unos datos que abonarían la tesis de que los empresarios han reducido su margen de beneficios o sus costes para limitar la repercusión de los nuevos tipos del IVA (el reducido también subió del 7% al 8%) en el precio de venta.

Cabe también otra explicación: que, ante la atonía del consumo y el miedo al efecto desincentivador de la subida del IVA, el tijeretazo en márgenes de beneficios o costes hubiese sido mayor aún, con lo que el alza de impuestos habría compensado un frenazo en la subida de precios. Es una tesis que Antoni Espasa, director del Instituto Flores de Lemus, no comparte. "Lo que no recoge el indicador del INE es que, para evitar una subida de precios, los empresarios pueden reducir su margen de beneficios por unidad de producto, nosotros estimamos que el impacto real de la subida del IVA no pasará de las siete décimas", afirma Espasa.

"El impacto del IVA, según ese indicador, habría sido mayor de lo que esperábamos", reconoce María Jesús Fernández, de la Fundación de Cajas de Ahorros. Pero también cree que el recorte de los márgenes de beneficios o de los costes empresariales opera al fijar el precio final. "Si no, es muy difícil explicar por qué el tabaco apenas sube o los carburantes bajan, a pesar del IVA".

Los resultados del indicador del INE sí fueron tomados al pie de la letra por la oposición y la patronal. "Si no fuese por la subida del IVA hubiésemos tenido una inflación mucho más baja", afirmó en un comunicado el secretario de Economía del PP, Alvaro Nadal, quien esgrimió el dato como demostración de que la "medida no era adecuada". "La inflación se está viendo impulsada, a pesar de la debilidad de la economía y de la contención de precios de las empresas en bienes y servicios, por las diversas subidas de impuestos llevadas a cabo a lo largo del ejercicio y, en especial, por la subida del IVA de julio", carga la CEOE en otro comunicado.

El secretario de Estado de Economía insistió en que la inflación, en los próximos meses, mantendrá una evolución "estable y moderada". "Habrá tasas ligeramente superiores en la medida en que se recuperen la economía y el consumo", añadió. La subida del IVA ha tenido además otro efecto colateral: la inflación subyacente (que no computa los elementos más volátiles, energía y alimentos frescos) escala ya al 1%, muy lejos ya de la tasa negativa que registró en abril (-0,1%), que prendió otra vez la alarma de la deflación.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana