ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 20 de abril de 2010
El sumario Gürtel acorrala al PP

La decisión de Merino de marcharse precipitó la salida de Luis Bárcenas

El ex tesorero ninguneó al PP en su retirada, aunque ayer se reunió con Rajoy

La suerte y, sobre todo, el tiempo se puso de nuevo de parte de Mariano Rajoy, y el PP volvió a respirar tranquilo. Una nueva estación del via crucis del caso Gürtel ha sido superada: Luis Bárcenas, el ex tesorero, acusado de llevarse de la red al menos 1,3 millones de euros en sobornos, ya no es senador. Ahora todo el PP mira a Valencia, la siguiente estación.

Detrás de la renuncia de Bárcenas hay muchas cosas, como las hubo en su abandono de la militancia hace sólo 10 días. Pero, según coinciden todas las fuentes del PP consultadas, hay una fundamental: la decisión de Jesús Merino de marcharse, harto de la presión mediática y, sobre todo, movido por una complicada situación familiar (la enfermedad de su padre). Eso precipitó la salida de un ex tesorero ya muy debilitado anímicamente por su presión familiar -su mujer está imputada y declarará mañana ante el juez Pedreira-.

El diputado se vio en Génova el miércoles con el líder y alegó motivos personales

Jesús Merino fue visto el pasado miércoles entrando al despacho de Rajoy en la calle Génova. El diputado, según fuentes de la dirección, siempre había querido marcharse, pero había esperado para no dejar en mal lugar a Bárcenas, que no quería irse, y no generar un problema a Rajoy.

Pero esta vez fue definitivo. Con la enfermedad de su padre y la seguridad de que tarde o temprano -cuando se desvele el secreto en el Supremo, cuando se confirme la imputación- acabarían teniendo que irse, lo dio por hecho.

Una vez conocida esta decisión de Merino, según las mismas fuentes, Bárcenas hizo de la necesidad virtud. Vio que no podía quedarse solo y se lanzó. Igual que antes defendía que el Supremo era el mejor lugar para ser juzgado, ahora explica que le conviene mucho volver al Tribunal Superior de Madrid -al dejar de ser senador su causa pasa allí- para tener doble instancia.

De hecho, fuentes del PP señalaban ayer que no está claro que el Supremo fuera un tribunal más favorable al ex tesorero que el Superior de Madrid. La reciente decisión de la sala, anulando por dos a uno las escuchas a los cabecillas de la red en la cárcel, son un ejemplo de que nada de eso está tan claro.

Una vez tomada la decisión de marcharse definitivamente de la política, Bárcenas gestionó su salida a espaldas del partido, incluso de sus mejores amigos en él, y del propio Rajoy. El líder, según todas las fuentes consultadas, nunca llegó a pedir al tesorero que dejara el escaño. Deseaba fervientemente que lo hiciera, y lanzó todo tipo de mensajes indirectos, pero nunca se lo llegó a pedir. Ni a él ni a Merino.

Bárcenas no actuó como la semana anterior. Ni acudió antes de que lo supieran los medios a ver a Rajoy para negociar su salida, ni preparó un comunicado oficial de Génova, ni avisó a nadie. Sorprendió al partido con una entrevista al diario Abc en la que daba cuenta de su decisión. Y de paso anunciaba que Merino le acompañaría.

Eso sí, una vez que todos conocían la noticia por los medios, Bárcenas, que evitó acudir al Senado para presentar su renuncia y mandó a su hermano a registrarla -para esquivar a los periodistas- se presentó en la sede del PP. Diversas fuentes coinciden en que pasó allí la mañana y se reunió con Rajoy para explicarle su decisión.

Bárcenas está enfrentado abiertamente a quien se ha ocupado de la tesorería en su ausencia, Cristóbal Páez, y a la secretaria general, Dolores de Cospedal. Esta última, que desde el principio -hace casi un año- apostó por forzar la salida del ex tesorero, no pudo ocultar ayer su satisfacción. Aunque no contestó a la pregunta "¿está contenta?" sí dijo que esto era "lo mejor para Bárcenas y para el PP".

Es evidente que la decisión del ex tesorero -Cospedal no aclaró en público si le llegaron a pedir el escaño- es una excelente noticia para Rajoy, que vivía este asunto con gran preocupación porque le afectaba a él, y ahora puede dedicarse mejor a vender su alternativa, aunque siempre con la vista puesta en Valencia, ya que el 12 de mayo el Supremo decide si se sienta a Francisco Camps en el banquillo por el regalo de sus trajes.

Luis Bárcenas

- Huelva, 1956.

- Casado y con dos hijos.

- Licenciado en Ciencias Empresariales en ICADE.

- Senador de 2004 a 2010.

- Imputado por cohecho y malversación (1,3 millones).

Jesús Merino

- Hontalbilla (Segovia), 1954.

- Casado y con cuatro hijos.

- Licenciado en Derecho en la Universidad Complutense.

- Diputado de 2000 a 2010.

- Imputado por presunto cohecho (50.000 euros) .

El ex senador Luis Bárcenas, ayer por la tarde llegando a su domicilio en Madrid. / LUIS SEVILLANO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana