Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Entrevista:EN PORTADA

'Soy un puto guitarrista, no un autor'

El ex miembro de Guns N Roses vuelve con un disco cantado por Ozzy Osbourne e Iggy Pop, entre otros. Hablamos con él de Axl Rose, Marta Sánchez, las viejas adicciones y su "falta de personalidad para ser cantante".

El entrevistado se adelanta y hace la primera pregunta.

¿Cómo se llama esa ciudad donde nació el flamenco?

Humm, ¿se refiere a Cádiz?

Síii, Cádiz. Hace un par de años me alquilé allí una casa con mi familia. Qué playas Estuvimos en varias juergas flamencas. Hasta teníamos criados en la casa.

Slash tiene casi el mismo aspecto que hace 25 años, cuando, junto a Axl Rose, fundó Guns N' Roses (GNR), la última gran banda de rock and roll. Hoy, día lluvioso en Ámsterdam, el guitarrista, nacido Saul Hudson hace 44 años en Inglaterra, no lleva ese sombrero de copa icónico, pero se ha puesto varios colgantes de calaveras y unas gafas de sol de espejo que, junto a su mata de pelo rizado, le tapan media cara. Tiene buena pinta, sobre todo desde que es un hombre de familia: ha abandonado sus adicciones y no bebe alcohol desde hace más de tres años. Parece una buena elección si tu médico te ha dado entre seis días y seis meses de vida. "Estoy mucho mejor, casi muero, ¿sabes?", responde el guitarrista antes de hablar de su nuevo disco. Slash publica el 4 de abril Slash & friends, 15 nuevas canciones cantadas por varios amigos (Ozzy Osbourne; Iggy Pop; Lemmy, de Motörhead; Chris Cornell, o Fergie, de Black Eyed Peas). Antes de nada, despejemos algunas dudas.

"Mi productor planeó la colaboración con Marta Sánchez; quería ligársela. Ella es guay"

EP3. ¿Es cierto que lleva un marcapasos?

Slash. Sí, pero no estoy hecho polvo. Me lo pusieron cuando estuve a punto de morir hace unos años. El médico no creyó que iba a ser capaz de cambiar mis malos hábitos y me lo puso como prevención.

EP3. Cuando le dieron de seis días a seis meses de vida, ¿le dio miedo la muerte?

S. No. Simplemente pensé: "Mierda, tendré que cancelar la gira". Me limpié durante un tiempo y volví al trabajo. Hace tres años me cansé y decidí dejarlo todo definitivamente. Es un coñazo mantener las adicciones.

EP3. ¿Por qué no canta en el disco?

S. Puedo hacerlo, pero no me gusta. Soy un puto guitarrista, no un autor. En este disco sólo he compuesto la música, las letras las han escrito los invitados. Soy bastante tímido y no quiero expresar mis sentimientos. No soy esa clase de hombre. No tengo personalidad para ser un cantante.

EP3. ¿Pero tiene buena voz?

S. Me defiendo. He cantado alguna vez por obligación, pero un cantante de verdad siempre lo puede hacer mejor que yo.

EP3. Con tantas voces y estilos, ¿no le da miedo convertirse en el nuevo Santana?

S. Mi disco no tiene ese rollo ultracomercial de Santana. Es bueno que todo el disco no suene igual.

EP3. ¿Por qué pensó en Fergie?

S. Siempre quise trabajar con ella. Hacía tiempo que una tía no cantaba rock así.

EP3. Aunque Black Eyed Peas no es, digamos, rock

S. Las mujeres no pueden hacer rock. Es difícil, pero ella le echa muchos huevos.

EP3. Podía haber llamado a Marta Sánchez. Colaboró con ella en su canción Moja mi corazón. ¿La recuerda?

S. Claro que la recuerdo. ¿Cómo está Marta? ¿Sigue cantando? ¿Le va bien?

EP3. Sí, además creo que está a punto de sacar un disco. Y está muy guapa, creo que más que cuando colaboró con ella.

S. Es que es muy guapa. Además es una tía guay. Cuando estuve allí salimos muchas noches por sitios de flamenco.

EP3. ¿Cómo surgió la colaboración?

S. Creo que mi amigo [Nile] Rodgers, mi productor [y guitarrista de Chic], planeó aquel trabajo para poder ir a España y ligársela. No sé lo que pasó ni me importa.

EP3. Usted tiene dos hijos, de cinco años y de siete. ¿Les ha gustado el disco?

S. Cuando los llevaba en coche al colegio les ponía lo que había grabado por la noche. El día que no se lo ponía me lo pedían a

gritos. Supongo que es una buena señal.

EP3. ¿Saben que estuvo en GNR?

S. Sí, claro. Les gustan las canciones.

EP3. ¿Echa de menos los viejos tiempos?

S. No echo de menos nada. Estoy orgulloso de los viejos tiempos y orgulloso de haberme ido de GNR cuando lo hice.

Hubo un tiempo en que GNR dominaba el mundo. En 1987, los angelinos publicaron el imprescindible y brillante Appetite for destruction. Veinticinco millones de ejemplares vendidos después y tras varias peleas, adicciones, conciertos suspendidos y hoteles destrozados, la banda se resquebraja por dentro. En 1991, el grupo publica dos discos a la vez: los aparatosos e injustamente despreciados Use your illusion I y Use your illusion II. Ya entonces no se dirigen la palabra. Slash y varios miembros dejan el grupo. Todos menos Axl Rose, que en solitario se hace con el control. Dieciocho años después, Axl, convertido en un marciano caprichoso, publica nuevo disco con el nombre de GNR. Slash se deja querer y amaga con volver. La respuesta de Axl es llamarlo "cáncer". El guitarrista sabe que ahora tocan unas preguntas sobre aquel embrollo y pone el piloto automático.

EP3. ¿Qué cambiaría de su pasado?

S. Nada. Dejé la banda hace 15 años, ¿vale? Todo el mundo quiere hablar de eso, pero es que no hay nada que decir. Llevo más tiempo en solitario que con GNR. Aquello estuvo bien, entiendo la fascinación de la gente, pero me tenía que largar del grupo y lo hice. Es muy difícil arreglar aquello que se rompió en mil pedazos.

EP3. ¿Volveremos a verles juntos?

S. Ni idea. Si tiene que ocurrir, ocurrirá, pero lo veo muy difícil.

EP3. ¿Le gustaría?

S. Axl es el primero que no quiere. Yo tampoco, pero si un día todos los miembros originales del grupo quisieran, sería fantástico dar unos conciertos. Sería divertido, pero no creo que sea posible.

EP3. Ha dicho que en aquella época lo único que hacía era tocar la guitarra, llamar al servicio de habitaciones, ver la tele y salir por las noches. ¿Qué hace ahora para pasárselo bien?

S. Tocar la guitarra, llamar al servicio de habitaciones, ver la tele y salir por las noches. La misma mierda de siempre.

EP3. Pero sin alcohol

S. Hace que no me tomo una copa tres años y medio.

EP3. ¿Ni un vinito?

S. Si me tomo una copa de vino, acabaría bebiéndome ocho botellas. Así va esto.

EP3. ¿Recuerda dónde compró aquel sombrero de copa?

S. Lo robé de una tienda de Los Ángeles.

EP3. ¿Cuántos tiene?

S. Sólo dos. El que robé y otro que me han regalado de cuero. No tengo un armario lleno de sombreros.

EP3. ¿De dónde ha sacado a Myles Kennedy, el cantante que le acompañará en la gira de este disco?

S. Era el tipo que estuvo a punto de sustituir a Robert Plant en Led Zeppelin. No lo conocía, pero cuando lo oí cantar fue un descubrimiento.

EP3. ¿Tocará canciones de GNR?

S. Sí, vamos a tocar muchas.

EP3. ¿Kennedy tiene un tono de voz parecido a Axl o es sensación mía?

S. Ni de coña. Gracias a Dios, no se parece en nada a Axl Rose.

Slash & friends está editado en Roadrunner.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2010