Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación intentará captar a los mejores estudiantes para la docencia

El grupo de trabajo del Parlamento aboga por mejorar la formación del profesorado

Una de las claves para mejorar el sistema educativo son los docentes. Y los profesores y maestros han centrado una parte importante de los debates que PSOE, PP e IU han desarrollado en el Parlamento autonómico en el grupo de trabajo de convergencia educativa, propuesto por la consejera de Educación, Mar Moreno. Ayer se aprobó el documento final de este grupo, que será debatido y votado el lunes.

Una de las 128 medidas recogidas en el informe incide en la importancia de captar a los mejores estudiantes para que se dediquen profesionalmente a la enseñanza. Se insta a las consejerías de Educación y la de Innovación -que tiene las competencias de universidades- a poner en práctica iniciativas para "atraer al estudio de las ciencias de la educación y a la práctica docente a los estudiantes con mejor cualificación".

Este punto, que ha contado con un amplio consenso dentro de la comisión de trabajo, recoge algo en lo que inciden los estudios internacionales sobre los sistemas educativos, como el informe PISA: los alumnos mejor preparados tienen a los mejores docentes. En Finlandia, por ejemplo, los que estudian para ser profesores están entre el 10% de los mejores expedientes en el instituto.

El documento aprobado ayer -con el visto bueno del PSOE y la abstención de IU y PP- será debatido y votado el próximo lunes, cuando se conocerá el dictamen definitivo. Los grupos decidirán también si este asunto debe ser debatido también en el pleno del Parlamento.

En el documento se incide en la formación inicial del futuro profesorado. Se pide a Innovación y a Educación que trabajen juntas para definir "el perfil profesional del profesorado". Y se reclama al Gobierno central que en las oposiciones se incluya una prueba para que los candidatos demuestren sus capacidades para "transmitir conocimientos y para gestionar la realidad concreta de un aula".

Además, se hace hincapié en la importancia de la fase de prácticas de los nuevos profesores, "que tendrá la duración de un curso académico y en la que se comprobará el grado de desarrollo de las competencias profesionales de cada candidato o candidata". Las prácticas las dirigirá "profesorado experimentado, seleccionado en función de su trayectoria profesional y de su compromiso con la mejora de la práctica educativa".

El documento, en el que se hace un diagnóstico de las debilidades del sistema andaluz, propone medidas relacionadas con los docentes, las familias, los centros, los medios de comunicación, la evaluación, la financiación y los alumnos. Dentro de este último apartado se pide por prestar más atención al colectivo de alumnos con "altas capacidades intelectuales". Se aboga por desarrollar una normativa específica para regular la "atención educativa" que deben recibir estos estudiantes, editar material específico para ellos, evaluaciones psicopedagógicas y la elaboración de informes regionales y provinciales para conocer el número de chicos y chicas con estas características y sus necesidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 2009