Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

"Mi marido era mi droga"

Whitney Houston relata a Oprah Winfrey su vida de excesos y maltrato

No podía ser en otro sitio ni con otra persona. Tras más de seis largos años de silencio, la que en otros tiempos fuera una diva se sinceró en el programa -grabado con antelación- de Oprah Winfrey. "Mi marido era mi droga", declaró Whitney Houston, avergonzada pero sin soltar una lágrima, en referencia a su hoy ex esposo, el también cantante Bobby Brown. A los 46 años, tras reconocer una larga adicción al crack, la cocaína, la marihuana y todo lo que pueda englobarse bajo el símbolo narcótico, Houston regresa al mundo de la música con el disco ya número uno de ventas I look to you.

Houston ha confesado ante Oprah de forma pormenorizada -en dos entregas, el lunes y ayer martes- su calvario con las drogas y su anulación como persona. "No hacía nada sin su consentimiento", dijo la cantante, quien aseguró que los abusos -verbales pero en ocasiones físicos- se vivieron por los dos lados. En una ocasión, Brown escupió a Houston. En otra, Houston noqueó a Brown con un teléfono y le dejó tirado en el suelo sangrando.

"No me quité el pijama durante siete meses", afirmó tras afirmar que su vida entró en una espiral de autodestrucción tras el tremendo éxito cosechado por la película El guardaespaldas y el single I will always love you.

Oprah escuchaba atenta y comprensiva. Ella misma se daba las respuestas a las preguntas. "Hiciste todo eso porque eras su mujer", le dice a Houston. "Lo más increíble para mí es que Whitney trató de hacerse pequeñita para que en su matrimonio él fuera más grande. ¿Cuántas y cuántas mujeres hacen eso cada día? Lo siento mucho por ella", contó la presentadora. "Sólo quería ser una buena esposa. Realmente, le amaba de verdad", justificó Oprah.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 2009