ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 12 de junio de 2009
Reportaje:

Pepinillos y un par de detalles

Del Bosque introduce cambios mínimos en la concentración de la selección en Rustenburgo con respecto a la de Aragonés en Neustift

Fiel al axioma de que aquello que funciona, mejor no tocarlo, Vicente del Bosque ha preferido no cambiar en exceso los hábitos heredados de la etapa en la que Luis Aragonés estuvo al frente del combinado. Tras el éxito que supuso la apuesta por la pelota, el fútbol de toque y la calidad antes que el músculo, que derivó en la consecución de la Eurocopa de 2008, Del Bosque se ha mantenido fiel al discurso futbolístico de su antecesor, y la idea es la misma, sólo que en lo referente a la estrategia defensiva ha pasado de la zona con marcaje individual, típica de Luis, a la zona, sin más, salvo contadas excepciones. "Nos dijo: 'si estáis cómodos así, no tenemos por qué cambiar. Y a todos nos pareció bien", explica Xavi. "Luis y Del Bosque son muy parecidos. A Del Bosque le gusta que toquemos la pelota y no hacemos nada que no hiciéramos con Luis. Son muy parecidos", dice Güiza. "Bueno, las charlas de Luis solían ser más divertidas", reconoce uno de los veteranos. Las sesiones de vídeo antes de los partidos se mantienen en concepto -analisis del rival, cuidado de la estrategia- y duración, nunca más de diez minutos. Lógicamente, al ser distinto el jefe "algo se ha de notar, pero sólo en detalles. En lo básico, sobre el campo, ha apostado por la misma idea", insiste Xavi.

Esos pequeños cambios son consecuencia de las nuevas caras. Del equipo de Luis sólo quedan dos fisioterapeutas. Técnicos y hasta utileros son nuevos, además de los siete cambios de jugadores con respecto a Neustift, algunos por lesión, como Iniesta, otros por decisión técnica -no hay suplente específico para Capdevilla en el lateral izquierdo-. La llegada de un nuevo preparador físico, Javier Miñano, se deja ver algo en los ejercicios de los entrenamientos, que varían un poco, pero a fin de cuentas, el fin es el mismo. A estas alturas del año, poco se puede hacer que no sea mantener el tono. "Tocamos mucho balón, como antes", resumen los jugadores.

Las normas de la concentración son idénticas, incluidas las multas por llegar tarde a reuniones y comidas, así como la prohibición de usar el móvil en zonas comunes. La mayor novedad radica en el ambiente de trabajo, según dicen los colaboradores más veteranos de la selección, "mucho más relajado. Luis era muy estricto, estaba encima de todo".

Especialmente distintas son las reuniones en el comedor. Se ha suprimido la mesa conjunta y los técnicos comen por un lado y los jugadores, todos juntos, por otro, y aunque se mantiene la opción del buffet, la oferta varía algo, no mucho. La selección ha viajado con el cocinero Javier Arbizu, pero esta vez, no se ha traído la carne de España porque aquí es muy buena, ni el pescado, que viene de Namibia, que también exporta a España. Pastas, carnes y pescado siguen siendo la base, claro, pero hay más variedad en los acompañamientos. El arroz ya no es hervido y punto, sino que se aceptan condimentos y en las ensaladas se incluyen aceitunas y pepinillos. "Se trata de no hacer muy monótona la alimentación", advierten los médicos. Por eso, en el desayuno ha aumentado la variedad de cereales y también en la merienda, obligatoria como con Luis, hay novedades: las galletas integrales han dejado un sitio a tostadas, jamón y queso. Eso sí, se siguen teniendo controles muy estrictos de peso y grasa.

Especial de EL PAÍS sobre la Copa Confederaciones

EL PAÍS ofrece mañana un suplemento sobre la Copa Confederaciones, que se disputa en Suráfrica a partir del domingo. Entrevistas con Del Bosque, Casillas y Lippi, seleccionador italiano, figuran en el especial, además de todos los datos del torneo y de los equipos participantes.

Cesc firma autógrafos en Rustenburgo. / AFP

Los jugadores de la Selección han ido de excursión a la segunda reserva natural más grande del país, en Rotemburgo, situada a unos 40 kilómetros del hotel de concentración. La Federación ha roto en la mañana de hoy con la rutina de la concentración y ha llevado a los campeones de Europa de safari, una excursión inicialmente prevista para después del debut del próximo domingo ante Nueva Zelanda. Los chicos de Del Bosque han disfrutado así de una mañana libre. / AGENCIA ATLAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana