Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del 'Vizcaya', condenado a 22 años

Goikoetxea intentó matar a dos 'ertzainas' prendiendo fuego al coche policial

Arkaitz Goikoetxea, jefe del comando Vizcaya de ETA, detenido en Portugalete en julio pasado, fue condenado ayer a 22 años de prisión, pero no por ser miembro de la banda terrorista, sino por haber participado en 2001 en un acto de violencia callejera, como es el lanzamiento de un cóctel molotov contra una patrulla de la Ertzaintza, que causó graves lesiones a dos agentes.

Goikoetxea, de 28 años, ha sido condenado como autor de dos delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa y un delito de daños. Es su primera condena. Otros cinco activistas que participaron en la acción ya fueron condenados en 2005.

La sentencia destaca que Goikoetxea y los ya condenados, en un plan perfectamente preestablecido, inutilizaron previamente el alumbrado público y luego lanzaron cócteles molotov contra una sucursal de la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) de Portugalete (Vizcaya). Cuando acudió al lugar un vehículo camuflado de la Ertzaintza, los atacantes rodearon el coche y lanzaron piedras y material de tornillería para romper los cristales. A continuación, lanzaron dentro varios cócteles molotov que produjeron graves quemaduras a los agentes que sólo pudieron salir del vehículo al ser ayudados por sus compañeros. Ambos estuvieron casi dos años de baja como consecuencia de las quemaduras y lesiones padecidas. El tribunal considera que la acción estaba destinada a "producir la muerte alevosa de dos funcionarios policiales" y que si los agentes no fallecieron debido a ella fue por causas ajenas a la voluntad de los atacantes.

La identificación de Goikoetxea se realizó por el ADN encontrado en una de las capuchas y un par de guantes utilizados por los autores del atentado contra los ertzainas.

Por otro lado, la Audiencia Nacional ha puesto en libertad a cinco presuntos miembros de la organización juvenil Segi, continuadora de Jarrai, el grupo juvenil de apoyo a ETA al que Garzón atribuye la dirección de la lucha callejera, siguiendo órdenes de la banda terrorista, al tiempo que constituye la cantera que la nutre de militantes. Se trata de Oihan Unai Ataiun Rojo, Mikel Beunza Oroz, Irati Mujika Larreta y Mikel Marin Irurozqui, para los que el tribunal ha fijado una fianza de 10.000 euros; y de José Javier Osés Carrasco e Iñigo Gunila Tirapu, para los que la fianza se ha establecido en 6.000 euros. Están acusados de realizar actos de violencia callejera en Navarra.

Graves lesiones

- Manuel Rodríguez padeció quemaduras en el 10% del cuerpo (cara, espalda y brazo izquierdo). Le han quedado cicatrices y limitaciones de movimiento como secuelas. Estuvo 496 días de baja.

- César Garbancho tuvo quemaduras en el 30% de la superficie corporal (cara, cuello, ambos brazos, antebrazos, manos y espalda). Permaneció 584 días de baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 2009

Más información