Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Independencia informativa

La BBC rechaza una campaña por Gaza

Inflexible ante la oleada de protestas encabezada por grupos humanitarios, diputados del Parlamento británico y líderes religiosos, la BBC volvió a defender ayer su polémica decisión de no emitir una campaña de ayuda a la población de Gaza. La corporación pública británica mantiene el argumento de que mermaría la obligada imparcialidad informativa.

Las cadenas rivales ITV, Channel 4 y Five, sí se han hecho eco de ese llamamiento lanzado por el Comité de Emergencia para Desastres, que engloba a una docena de organizaciones humanitarias, entre ellas la Cruz Roja y Oxfam, en apoyo de la reconstrucción de las viviendas de la franja tras la última ofensiva militar israelí.

El director general de la corporación pública, Mark Thompson, justifica su negativa a sumarse a la campaña en el temor a la pérdida de confianza de la audiencia si se brinda una cobertura "subjetiva" del conflicto en Oriente Medio.

La cuestión es especialmente inquietante en la redacción de la BBC, acusada en el pasado por Israel de presentar un sesgo pro palestino en sus informaciones, una denuncia que incluso forzó al ente audiovisual estatal a abrir en su día una investigación interna.

Las explicaciones de Thompson no han convencido a un sector del público. La corporación ha recibido 11.000 protestas hasta la fecha, y su sede londinense era escenario el sábado de una manifestación de más de un millar de personas al grito "BBC, debería darte vergüenza". "No se trata de ser o no imparcial, sino de mostrarse humano", sostenía el arzobispo de York, John Sentamu, en unas declaraciones que suscribió el primado de la Iglesia anglicana, Rowan Williams.

El propio titular de Desarrollo Internacional, Douglas Alexander, intentó presionar a la dirección de la televisión pública con una carta en la que rebatía las alegaciones de la BBC sobre la imposibilidad de que la ayuda llegue a la población de Gaza en una situación volátil. El ministro confirmaba ayer que varias organizaciones caritativas británicas ya están operando en la franja para aliviar tanto sufrimiento humano.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de enero de 2009