ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 28 de diciembre de 2008

La Bolsa española acumula una caída del 40,2% en 2008 y está a tan sólo dos sesiones de cerrar su peor ejercicio desde 1874, primer año en el que se tienen estadísticas oficiales. Semejante varapalo ha dejado barata la renta variable en términos de valoración. El PER del Ibex 35, una ratio clásica en la valoración de empresas, está en torno a las siete veces, su nivel más bajo en tres décadas. Además, esta corrección ha provocado que la rentabilidad por dividendo media del índice supere el 6,5%, la más alta en los últimos 20 años.

Con estos datos en la mano, lo más lógico sería esperar un rebote de la renta variable en 2009. Sin embargo, las previsiones de los expertos destilan mucha cautela. Aún se desconoce hasta qué cota caerán los beneficios empresariales, cuándo mejorará el mercado crediticio y la duración de la recesión en las economías occidentales. EL PAÍS ha pedido a 12 casas de Bolsa una cartera modelo para el nuevo curso y los valores defensivos siguen siendo los protagonistas para un año en el que, en el mejor de los casos, se augura un primer semestre duro y volátil (en 2008 se vivieron nueve de las sesiones más volátiles del mercado español en los últimos 50 años) y una segunda mitad en la que podría haber alguna mejoría.

Telefónica, Grifols Iberdrola, BBVA, Santander y Enagás, los valores favoritos

Las dudas de los analistas quedan patentes en el hecho de que sólo se atreven a dar precio objetivo 6 de las 12 casas de Bolsa consultadas. La valoración media arroja una previsión de 10.970 enteros para el Ibex en diciembre de 2009. De cumplirse esta estimación, el selectivo español tendría un potencial alcista en los próximos 12 meses del 21% con respecto a su nivel actual. Además, la dispersión de las estimaciones entre los que dan un precio objetivo para el índice es enorme. Entre el cálculo más optimista y el más pesimista hay un diferencial del 61%.

Con todas las cautelas posibles, los expertos auguran un primer semestre difícil para la renta variable y, si se empieza a normalizar el mercado de crédito y la recuperación económica empieza a ser un hecho en EE UU, se podría vivir un rebote en la segunda mitad del año.

En la selección de compañías para invertir en 2009 se repiten una serie de constantes: ingresos recurrentes, situación financiera llevadera, diversificación geográfica y buena rentabilidad por dividendo.

Más que un acuerdo sobre dónde invertir el próximo año, hay más coincidencias en qué sectores evitar. Entre los valores seleccionados para 2009 no hay inmobiliarias ni de bancos domésticos, mientras las constructoras tienen una presencia testimonial.

Telefónica es de largo el valor que más se repite en las carteras de inversión (sólo está ausente en una de ellas). Además de la operadora, las compañías que más presencia tienen son Iberdrola, Grifols, Santander, BBVA, Enagás, REE, BME e Iberdrola Renovables.

Entre las compañías de pequeña capitalización, el valor más nombrado es Viscofán, fabricante de envolturas de celulosa. También figuran entre las apuestas fuera del Ibex compañías como Ebro Puleva, Vidrala, Europac, Duro Felguera y Zeltia.

Ahorro Corporación. Atentos a los beneficios

El escenario base que planean en Ahorro Corporación para diseñar su estrategia de inversión en 2009 parte de que la crisis financiera empiece a resolverse a partir del segundo semestre de 2009 y una caída de la volatilidad y de los diferenciales de crédito. Marisa Maso, su jefa de análisis, cree que la clave para el devenir de la Bolsa está en cuál será la caída de los beneficios empresariales. Dentro del Ibex 35, Ahorro estima una caída del 32% en las ganancias. "En este contexto, apostamos por sectores como las telecomunicaciones y la energía, con menor riesgo de recorte en los beneficios, menor sensibilidad al PIB y niveles de deuda controlados". Las apuestas de Ahorro son Telefónica, Enagás, REE e

Iberdrola.

Inverseguros. Ni rastro de bancos

El escenario que Inverseguros espera para 2009 es el de una economía mundial en declive con unas perspectivas muy negativas que además cuentan con una probabilidad de que la recesión se torne en "algo mucho peor". La previsión que manejan estos expertos es de un "brusco ajuste" en los beneficios. "Eso significa que habrá sectores en grave riesgo, léase los bancos, totalmente infraponderados en nuestra estrategia", señala Alberto Roldán, director de análisis. "Nuestra estrategia no apuesta sólo por el dividendo, como vemos que está haciendo la mayoría del mercado, sino que anteponemos valoración a retribución al accionista". Los valores de más peso en la cartera son Enagás, Viscofán y Telefónica.

Banesto Bolsa. Generar caja, criterio clave

José Luis Barrera, jefe de análisis de Banesto Bolsa, confía en que la valoración de la renta variable, "en muchos casos atractiva pese a la caída de los beneficios", puede dar recorrido a la Bolsa en 2009, "incluso aunque el flujo de noticias macro siga siendo muy negativo".

Partiendo de esta base, Banesto Bolsa apuesta por una cartera que pueda capear un escenario caracterizado por la recesión económica y el desapalancamiento financiero. "En este contexto, buscamos valoraciones atractivas, centrándonos en ratios de caja, en compañías que ofrezcan visibilidad de resultados y presenten una estructura financiera sólida". De acuerdo con estos criterios, su cartera la componen Telefónica, Iberdrola Renovables, Técnicas Reunidas,

BBVA y BME.

Atlas Capital. Cíclicos y defensivos

"Las líneas básicas de nuestra estrategia de inversión son mezclar valores de corte defensivo con compañías expuestas al ciclo económico y estar fuera del sector financiero hasta que veamos repuntar la economía y que la morosidad haga máximos", indica Ignacio Cantos, director de renta variable de Atlas Capital. Esta estrategia trata de proteger el patrimonio si la Bolsa sigue volátil y con sesgo bajista y aprovechar el posible rebote si el panorama económico mejora.

Entre los valores que Atlas considera defensivos se encuentran Enagás, Telefónica,

Endesa, Zeltia, Repsol y BME. Por su parte, las apuestas cíclicas se concentran en Inditex, Iberdrola Renovables, Técnicas Reunidas y Acciona.

Renta 4. A cubierto de la volatilidad

Renta 4 cree que la Bolsa es la inversión más atractiva, pero reconoce que las buenas valoraciones son "condición necesaria pero no suficiente" para que la renta variable inicie una subida sostenida. "Antes de ver una recuperación, es previsible que siga la alta volatilidad mientras no se vislumbre el final de la recesión", según Natalia Aguirre, jefa de análisis.

Renta 4 aconseja empezar el año sesgando la inversión a favor de empresas con baja exposición al ciclo, diversificadas, saneadas y con reparto de dividendos. "Tienen que tener alta rentabilidad por dividendo y que ésta sea sostenible". A medida que avance 2009 y se descuente una mejora de las condiciones crediticias, "iríamos rotando a compañías con mayor exposición al ciclo".

Link. Un año de menos a más

Desde Link, esperan un comienzo del 2009 complejo con revisiones a la baja de los resultados empresariales. "Apostamos por la debilidad de las Bolsas en la primera parte del año. A partir de ese momento, y si hay síntomas de que las medidas adoptadas por los distintos gobiernos y bancos centrales han logrado frenar el deterioro de las economías, creemos que podríamos asistir a una lenta recuperación de los mercados. Por tanto, no aumentaríamos nuestra exposición a la Bolsa hasta abril o mayo", explica Juan José Fernández-Figares, jefe de análisis de Link. Sus criterios de selección son: empresas con presencia internacional, con solvencia financiera, alta rentabilidad por dividendo y compañías con recurrencia en sus resultados.

Consulnor. Visión a largo plazo

Las caídas desde máximos han llevado a que la renta variable sea un activo con una valoración muy atractiva, "lo que demostrará que es un buen nivel de entrada para los inversores con un horizonte temporal de largo plazo, y que sean pacientes, lo que es muy complicado con una volatilidad tan elevada", según Alberto Morillo, analista del Grupo Consulnor.

Sin embargo, mientras no mejoren las condiciones en el mercado de crédito, "no parece que vaya a haber una recuperación real en la economía, ni en los mercados, por lo que habrá que estar muy atentos a señales positivas que ayuden a anticipar un cambio de tendencia". La cartera de Consulnor está compuesta por Telefónica, BBVA, Repsol, Santander, Vidrala, Enagás e Iberdrola.

Ibersecurities. Mejor mirar fuera

La primera mitad del año, según Ibersecurities, va a ser muy complicada para la Bolsa española sobre todo, "ya que en mayo conoceremos los resultados del primer trimestre y éstos van a ser flojos". En el segundo semestre del ejercicio, estos expertos auguran cierta mejora por la incipiente recuperación en Estados Unidos, "lo que disipará la desconfianza de los mercados".

En el Euro Stoxx 50, Ibersecurities prevé mayores subidas que en el Ibex 35, ya que la economía española tendrá una peor evolución que la europea. "Esperamos cierta moderación de las primas de riesgo y, en caso de que volvieran al 4,5%, el nivel que consideramos adecuado, veríamos niveles de 13.500 puntos en el Ibex y de 3.900 enteros en el Euro Stoxx 50".

Conservar el patrimonio será la prioridad en 2009. / REUTERS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana