Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La crisis dispara las donaciones de óvulos

La sede del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) en Castellón ha registrado un incremento del 133% en el número de mujeres que se ofrecen para donar sus óvulos, según indicó ayer su director clínico, Manuel Rodríguez, que vinculó esta circunstancia a la crisis. En el caso de superar las pruebas de idoneidad, las mujeres reciben 900 euros en compensación por las molestias del proceso de extracción de ovocitos.

El IVI no dio datos del resto de centros de España, pero hace varias semanas el Instituto Bernabéu de Alicante también apuntó en esta dirección. Frente a las siete interesadas que antes del verano acudían cada semana a los centros de esta clínica en Alicante, Elche, Benidorm y Cartagena, son ya 20 mujeres las que acuden ahora para ofrecer sus óvulos, indicaron desde esta clínica.

Otros centros consultados no se atreven a vincular el aumento de oferta con la situación económica. Es el caso de Crea, en Valencia. "Acabamos de hacer una campaña de publicidad, en la que incidimos en el aspecto solidario de la donación", comentó ayer a este diario Miguel Ruiz, responsable de este centro. "Además, hay otras clínicas que también se están publicitando, yo creo que vienen más mujeres por esto", indicó. En el Instituto de Medicina Reproductiva (Imer) de Valencia, no han notado un incremento: "Siempre hemos tenido donaciones". Otra de las grandes clínicas de fertilidad en España, la USP Institut Universitari Dexeus, en Barcelona, no ha notado un aumento vinculado a la crisis. "Hay un incremento en otoño, pero similar al de otros años, no hay ningún boom", indicaron fuentes de este centro.

La ley de reproducción humana asistida establece que la cesión de ovocitos nunca podrá tener carácter lucrativo o comercial. Sí permite una compensación económica -entre 700 y 1.000 euros en función de las clínicas- por las molestias de un procedimiento incómodo cuando no doloroso. La donante ha de someterse a un tratamiento hormonal de estimulación ovárica a base de inyecciones y a una punción con anestesia local mediante la que se extraen los ovocitos (entre seis y diez).

Tras una donación hay que dejar pasar tres menstruaciones para poder volver a someterse a este procedimiento. Además, la ley establece que no puede haber más de seis bebés de una misma donante.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de diciembre de 2008