Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

Moodle llena la geografía educativa española de campus virtuales

Más de 4.000 institutos, academias, universidades y empresas españolas se han registrado en esta plataforma de aprendizaje - Su creador, el australiano Martin Dougiamas, cree que Internet ha cambiado la forma de educar

Muy pocos proyectos de software libre han conseguido lo que la plataforma virtual de aprendizaje Moodle: desbancar a sus adversarios en seis años. Moodle es hoy el entorno estándar de formación telemática en los centros educativos españoles y en cada vez más empresas. Su facilidad y versatilidad, una atención impecable a la comunidad que lo usa y un original modelo de negocio son las claves de este éxito.

Hace dos años, las estadísticas de Moodle decían que dos millones de personas lo utilizaban en todo el mundo. Hoy son 25 millones y es una cifra a la baja, ya que el registro en la web es voluntario y minoritario. Más de 4.000 escuelas, institutos, academias, universidades y empresas españolas se han registrado. Hace dos años, eran 1.300.

Los docentes lo prefieren porque permite muchas formas de dar clase y porque, al ser código abierto, puede modificarse como les convenga. Lo usan sobre todo como complemento de cursos presenciales y también en educación a distancia.

La británica Open University, con 180.000 alumnos, usa Moodle desde hace años y la Universitat Oberta de Catalunya empieza a implantarlo.

Moodle es un campus virtual donde el profesor puede distribuir materiales y encuestas a los alumnos; crear foros de debate, glosarios, estadísticas y calendarios de asignaturas; comunicarse con los estudiantes por correo o mensajería instantánea; hacer tutorías electrónicas en privado o en grupo; recoger trabajos; repartir notas; responder dudas de los alumnos; evaluar su participación... Todo de forma fácil y automatizada.

En España, las universidades han adoptado Moodle masivamente y múltiples proyectos institucionales ofrecen apoyo para implementarlo en escuelas e institutos: Educa Madrid en la Comunidad de Madrid; el Aula Virtual del Gobierno de Canarias; los proyectos Ágora, Parla.cat y la Escuela de Administración Pública de la Generalitat de Cataluña; la Junta de Andalucía; el Departamento de Educación del Gobierno vasco; la Asociación Nacional de Centros de Enseñanza a Distancia. "España es un país avanzado en el uso de Moodle; estamos en el grupo de cabeza", afirma Iñaki Arenaza, de 38 años, activo miembro de la comunidad a nivel mundial.

Arenaza responde dudas en los foros, escribe documentación, corrige errores del código y trabaja en un proyecto para crear una versión especial de Moodle dirigida a las escuelas. La comunidad española es muy activa. Lo demuestra el hecho de que la documentación sobre Moodle en castellano sea la segunda en volumen por detrás de la inglesa. El mes pasado, la convención Moodle Moot reunió en Cornellà a 400 asistentes y otros tantos no pudieron asistir porque el aforo estaba completo. Ha sido la reunión sobre Moodle más numerosa del mundo. Los artífices de este éxito son profesores universitarios, como el logroñés Eloy Lafuente, mano derecha del fundador de Moodle, Martin Dougiamas; Jordi Adell, de la Universidad de Castellón; Enrique Castro y José Juan Castro Sánchez, de Gran Canaria, e Iñaki Arenaza, de la Mondragón Unibertsitatea, que, junto con la Universidad de Madrid, está dando un original uso a la plataforma: la gestión de sus sistemas de calidad y riesgos laborales.

Después de los centros educativos, el siguiente paso para Moodle son los cursos de las empresas. En él confían ya Caixa Sabadell, Cisco e Intel, lo que representa 15 millones de personas. "Ha llevado su tiempo hacer que las empresas abandonen las plataformas privativas y el hecho de que Moodle les cueste menos de la mitad es el argumento definitivo", explica Jordi Vila, de CV&A Consulting. Moodle sale más barato porque, al ser software libre, no hay que pagar licencias, sólo la instalación, personalización, mantenimiento y formación de los trabajadores, en caso de que la empresa o centro formativo no dispongan de personal propio especializado. A eso se dedican los llamados partners de Moodle. En España hay dos: CV&A Consulting en Barcelona y Generazion en Madrid. Sus principales clientes son empresas, administraciones públicas y universidades, por ese orden, y parecen ganarse bien la vida: CV&A Consulting, creada en 2002 por Albert Calvet, Jordi Vila y Eneko Arriaga, tiene hoy 15 trabajadores y diversos colaboradores. "Año tras años hemos doblado prácticamente el volumen de negocio", explica Vila. Hay 49 empresas partners de Moodle en todo el mundo. Moodle recibe donaciones de la comunidad, en forma de dinero o de código, pero su verdadera fuente de ingresos son los partners, que aportan un 10% de su facturación a la empresa madre, Moodle Pty Ltd, donde trabajan los principales programadores del proyecto.

MOODLE: www.moodle.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2008