Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Alemania limita a 10.000 millones las ayudas a los bancos

Los directivos de las entidades que acudan al plan de rescate podrán cobrar un máximo de 500.000 euros. -El banco BayernLB necesita 5.000 millones

El Consejo de Ministros alemán ha dado luz verde al decreto ley que pone en marcha las medidas anunciadas la semana pasada en el marco del plan de rescate acordado en el seno de la UE para ayudar al sector financiero. Entre ellas, el Ejecutivo de Angela Merkel ha limitado a a 10.000 millones de euros y la compra de productos de riesgo por parte del Estado a 5.000 millones. Además, durante el periodo en que estén sujetos al plan de rescate, los bancos en cuestión no podrán pagar bonificaciones y sólo arrojar dividendos al Estado, pero no a sus accionistas privados.

Otra de las novedades introducidas hoy es que los bancos privados que se acojan al plan de rescate aprobado por el Gobierno alemán la semana pasada, deberán, entre otras condiciones, limitar los salarios de su ejecutivos en 500.000 euros anuales. Este tope salarial será de obligatorio cumplimiento, aunque con algunas excepciones, en todos los institutos financieros que recurran al paquete de 500.000 millones de euros que entró en vigor el sábado.

Concretamente, el paquete de rescate está constituido por 400.000 millones de avales públicos a los créditos interbancarios y 80.000 millones de euros de ayudas directas. Además, el Estado se ha reservado 20.000 millones de euros para el caso de que parte de los citados avales realmente tengan que fluir. Con estas medidas, el Estado se ha propuesto influir en la política empresarial de los bancos con problemas y evitar que una mala gestión pueda conducir a una nueva crisis.

Coincidiendo con la votación del decreto ley, el Bundesbank (banco central alemán) ha confirmado en su boletín mensual de octubre publicado hoy que la economía del país se estancará por la ralentización de la expansión económica global y la incertidumbre precisamente tras la intensificación de la crisis en los mercados financieros.

Inyección de 5.000 millones para el BayernLB

Por otra parte, el próximo banco en apuntarse a la lista de entidades con problemas podría ser el BayernLB. Según ha informado hoy el ministro de Finanzas bávaro, Erwin Huber, la entidad, dedicada a la financiación pública y sin depósitos de clientes privados, recibirá una inyección de 5.000 millones de euros para reforzar su liquidez proveniente en su caso de los estados federales alemanes (landers), en lugar de la Administración central. El Consejo de Administración del banco de Munich estudiará en una reunión convocada para mañana la iniciativa, después de que hoy se den a conocer los detalles del plan de rescate. La entidad, según medios locales, recurrirá a avales públicos y necesitará llevar a cabo una ampliación de capital.

Entre la banca privada, tan sólo el Deutsche Bank ha descartado categóricamente recurrir a las ayudas. En este sentido, según informaciones del Financial Times Deutschland, algunos bancos privados están estudiando la posibilidad de buscar ayuda mediante una acción concertada que evitaría el "mal trago" de tener que dar el primer paso.

La ley puesta en marcha el sábado sólo contempla que los institutos que cotizan en Bolsa y obtengan capital público deberán comunicar que han recurrido a estas ayudas, pero no aquellos bancos que hayan impulsado el negocio interbancario gracias a los avales.

Merkel cambia a su grupo de asesores tras las protestas contra el anterior equipo

El ex-director del departamento de estudios del Banco Central Europeo y del Bundesbank Otmar Issing dirigirá el grupo de expertos que a iniciativa de la canciller alemana, Angela Merkel, elaborará propuestas para la reforma del sistema financiero mundial.

El Gobierno alemán nombró hoy a Issing en sustitución del ex-presidente del Bundesbank Hans Tietmeyer, quien la semana pasada acabó retirándose tras las protestas que suscitó su nombramiento porque formaba parte del consejo de vigilancia de la entidad Hypo Real State, que ha tenido que ser rescatada por el Ejecutivo.

La retirada se produjo tan sólo pocas horas después de que Merkel anunciara ante el Parlamento la creación de una comisión de expertos que desarrollará propuestas para la reforma del sistema financiero mundial.

Suecia presenta un plan de apoyo a la banca basado en garantías a los créditos

El Gobierno de centro-derecha sueco ha presentado hoy en el Parlamento un plan económico para afrontar la crisis financiera que incluye como principales medidas un programa de garantías crediticias para los bancos y un fondo de estabilidad.

El programa de garantías crediticias cubrirá hasta un máximo de 1.500 millones de coronas (150 millones de euros), con el objetivo de mejorar las posibilidades de financiación y reducir los costos de los préstamos a los bancos, que deberán pagar una tarifa para poder participar en el mencionado plan.

El Gobierno pretende destinar además 15.000 millones (1.500 millones de euros) a un fondo de estabilidad para resolver hipotéticos problemas de solvencia de un banco. El objetivo es que ambos representen de media el 2,5 por ciento del Producto Nacional Bruto (PNB) dentro de 15 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2008

Más información