Selecciona Edición
Iniciar sesión

Güemes ofrece "oportunidades de negocio" en la sanidad pública

Una veintena de personas recibe al consejero con abucheos en el Severo Ochoa

"Aproveche las oportunidades de negocio para su empresa", reza la convocatoria. Un cebo dirigido a constructoras, entidades financieras, aseguradoras sanitarias, empresas de equipamientos sanitarios y, en fin, todos los negocios que quieran subirse a la ola privatizadora -así la llamó el propio consejero del ramo, Juan José Güemes- que bate con fuerza las costas de la sanidad pública madrileña.

Güemes, acompañado de la plana mayor de su departamento, se reúne hoy con empresarios para presentarles el Plan de Infraestructuras Sanitarias 2007-2011. Les contará, entre otras cosas, qué oportunidades de negocio tienen en la construcción de los cuatro nuevos hospitales (Collado-Villalba, Torrejón, Móstoles y Carabanchel), que serán de gestión privada, y en la reforma integral de los tradicionales (Gregorio Marañón, Ramón y Cajal, Móstoles, La Paz y 12 de Octubre). El director general de Hospitales, Antonio Burgueño, según el programa, responderá, por ejemplo, a si "¿van a dar cabida a la iniciativa privada como en los nuevos?".

Los sindicatos se han propuesto hacerse oír. Algunos, como la Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad Pública contra la Privatización, desde el inicio de la jornada, ya que han convocado una protesta a las nueve frente al hotel Ritz, donde Güemes se reúne con los empresarios. CC OO, UGT, asociaciones de vecinos y la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública estarán allí a las siete de la tarde para rechazar "que se trate la salud de la población como una oportunidad de negocio". Ana González, de CC OO, aseguró ayer que el ejecutivo regional "se dedica a fomentar los intereses privados". Carmen López, de UGT, criticó que los nuevos hospitales "costarán seis veces más que si los hubiera construido la presidenta" porque los empresarios "no ponen dinero, sólo lo adelantan".

Los sindicatos ya calentaron el encuentro con los empresarios ayer, cuando recibieron al consejero con abucheos y gritos de "¡sanidad pública!" y "¡consejero, carroñero!" en el hospital Severo Ochoa de Leganés. Güemes acudía a la entrega de la certificación ISO que acredita la calidad de los laboratorios y a presentar las últimas adquisiciones del centro: un mamógrafo y un TAC que, según la Consejería, entrarán en funcionamiento "próximamente". Una veintena de personas, con pancartas de protesta, siguió a Güemes en comitiva durante la visita. Al final, ya frente a los periodistas, el consejero les acusó de "gritar en un área oncológica" y "causar molestias a los pacientes".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de septiembre de 2008