Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peticiones de dimisión del consejero

El claustro de profesores del instituto público Ramón Llull de Valencia, uno de los más reconocidos del distrito de Algirós, en Valencia, acordó ayer "por abrumadora mayoría" solicitar la dimisión del responsable autonómico de Educación, Alejandro Font de Mora, ante la caótica situación en que ha dejado la organización de los departamentos de este centro educativo, tras su decisión de seguir adelante con la versión inglesa de Education for Citizeship a costa de quitar a los alumnos la hora de Filosofía.

La petición se produjo el mismo día que Francisco Camps renunció a remodelar a fondo su gabinete. Esta petición no es la única. El IES Ballester Gozalvo de Valencia también pidió la dimisión del consejero el pasado 10 de septiembre, en puertas del inicio de curso, "por los graves perjuicios que está causando al sistema escolar valenciano".

Ese mismo día, el claustro del IES Bellaguarda de Altea también remitió una carta a Font de Mora tildando su actuación, a sabiendas de que vulnera los derechos de los docentes, de "manifiesta injusticia". El claustro advertía al consejero: "Es consciente de que obligar a los profesores de inglés a impartir una asignatura que no es la suya es antipedagógico y humillante. Y eso según el Diccionario de la Real Academia Española se llama prevaricación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de septiembre de 2008