Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nivel de inglés en Ciudadanía es más alto que el de selectividad

Los profesores tildan de "despropósito" y de "contrasentido" la asignatura

El material que la Consejería de Educación ha colgado en su página web es "absolutamente inútil, porque los alumnos no lo pueden entender". Así de contundentes se muestran los profesores de inglés de varios institutos de Alicante que consideran que "parece mentira" que la consejería apruebe unos contenidos para segundo de ESO (con textos y gramática elemental) y luego en Educación para la Ciudadanía requiera un nivel de segundo de Bachillerato "con un excelente de nota". "Los textos de la prueba de acceso a la Universidad son más fáciles que los de esta nueva asignatura", asegura un grupo de docentes del IES de Mutxamel que compara el material didáctico. Los textos de Educación para la Ciudadanía son complejos semánticamente y gramaticalmente, explican. Contienen oraciones pasivas, condicionales, tipo de correctores o palabras específicas que están "lejos de su alcance". Los alumnos de segundo de ESO tienen 13 años y los de Bachillerato 17.

El material de la consejería es "inútil" porque no lo entienden

Los docentes, que se ven obligados a hacer de traductores del profesor de Filosofía o Historia en Ciudadanía, consideran que "introducir de sopetón esta asignatura es un despropósito". Además, se quejan de la falta de medios, ya que se han suprimido refuerzos y desdobles de inglés de los grupos más numerosos para poder traducir. "Hacer una apuesta por el trilingüismo y no dotar de profesores a las escuelas es un contrasentido", admiten en un comunicado que difundieron ayer varios profesores en Alicante. Una profesora del IES Mutxamel resumía muy gráficamente la situación esperpéntica que se vive en los institutos: "El profesor de Filosofía no entiende lo que dice el de Inglés, y el de Inglés habla de filosofía sin saber qué dice. Los alumnos, perplejos, se enteran de que les va evaluar un profesor que no les habla ni entiende lo que se les dice en inglés, y les van a examinar sobre algo que les han dicho en una lengua que no entienden". Sobre los exámenes (inglés, valenciano o castellano) recuerdan que en la ESO "se evalúa por competencias individuales", y no sólo por un ejercicio. El profesorado muestra su "perplejidad" por la situación. Mientras, los inspectores acudieron ayer a varios institutos para revisar cómo se imparte la asignatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de septiembre de 2008