Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
derechos de autor

Bruselas acaba con el monopolio de la SGAE

Los autores podrán contratar entidades de cualquier país

La Comisión Europea puso ayer fin al monopolio musical de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) al prohibir que sea la única a la que letristas y compositores españoles puedan encomendar la gestión de sus derechos de autor. Con efecto inmediato, tales creadores podrán vincularse a la entidad que prefieran en otro país. La medida es de alcance continental y se aplica también a las gestoras de derechos de otros 23 estados de la UE.

"Se acaba así con la ilegalidad de algunas cláusulas que impiden a los autores elegir como gestoras de sus derechos a sociedades distintas a las de su propio país", señaló ayer el portavoz de Competencia, Jonathan Todd. "Salen beneficiados los creadores, que a partir de ahora podrán escoger a la compañía que mejor gestione sus derechos", agregó.

Más 'royalties'

La Comisión pretende también favorecer la creación de un mercado único comunitario para la música, en beneficio de creadores y aficionados, y va a eliminar las barreras que traban la distribución en línea, por televisión y por cable. Lo que ha hecho es dar la puntilla legal al vigente sistema que obliga a un usuario comercial a peregrinar en búsqueda de determinados derechos en cada país comunitario. A partir de ahora, podrá contratar en un solo país su explotación en varios.

La Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), que agrupa a todas las afectadas, y la Alianza de Compositores y Autores Musicales criticaron la medida por considerar que irá en detrimento de la economía y de la seguridad jurídica de aquellos a quienes dice defender. Jonathan Todd resaltó que cuando algunos artistas hablan en Bruselas del caso, como ocurrió con Robin Gibb, compositor y cantante de los Bee Gees, ocultan que lo hacen en nombre de sociedades como la CISAC más que en su condición de creadores.

También ayer la Comisión aprobó un proyecto de directiva que pretende extender hasta 95 años el disfrute de royalties de los intérpretes musicales, que ahora concluyen a los 50 años. Estos ingresos pueden oscilar entre 150 y 2.000 euros anuales, según las circunstancias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 2008