Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparecen 14 'sin papeles' al volcar una patera a unos 90 kilómetros de Granada

La embarcación, con 37 personas, zozobró cuando llegó Salvamento Marítimo

El Mar de Alborán se tragó en la madrugada de ayer los cuerpos de 14 sin papeles subsaharianos -nueve hombres, cuatro mujeres y un bebé- que pretendían llegar a España en una lancha neumática. Otras 23 personas que viajaban en la lancha -alguna de ellas, familiares de los desaparecidos- fueron rescatadas por Salvamento Marítimo a unas 50 millas náuticas (92,6 kilómetros) de Motril (Granada).

El bote, de seis metros de eslora y un motor de 25 caballos, partió de Alhucemas (Marruecos) al caer la noche del domingo pese al temporal de poniente que reinaba en el Estrecho y que levantaba olas de hasta cuatro metros. Tras superar la isla de Alborán, ya en aguas españolas, la lancha fue divisada por un pesquero, que dio aviso de su posición a Salvamento Marítimo. Eran cerca de las tres de la madrugada cuando la lancha Salvamar Hamal, con base en Motril, llegó a las coordenadas que le había dado el pesquero.

Según fuentes de Salvamento, cuando la Salvamar -de 21 metros y capaz de navegar a 38 nudos (70 kilómetros por hora)- alcanzó la patera, el patrón de ésta apagó el motor. En el momento en que el equipo de rescate lanzaba un cabo hacia la lancha de goma, un golpe de mar volcó la embarcación. Algunos de los viajeros dormían a pesar del "pésimo" estado del mar, según contaron los supervivientes a voluntarios de Cruz Roja.

En la oscuridad, los miembros de Salvamento rescataron del agua a 23 personas. Durante media hora más, rastrearon la zona del naufragio en busca de víctimas. Después, la Hamal puso proa hacia Motril, donde llegó sobre las 5.30. Los equipos de rescate de Salvamento Marítimo y Guardia Civil buscaron más cuerpos por mar y aire durante la jornada de ayer, pero a primera hora de la tarde ya se había perdido la esperanza de encontrar a nadie con vida, informa Fernando Valverde.

Los inmigrantes irregulares, con hipotermia y muy nerviosos, según fuentes de Salvamento, fueron sometidos a un reconocimiento médico al llegar a puerto, y cinco fueron trasladados al Hospital Santa Ana de Motril. Anoche, sólo una embarazada continuaba ingresada. El resto fue llevado al Centro de Atención Temporal de Inmigrantes de la localidad, una nave industrial-cárcel con tres ventanucos en la que la policía inicia los trámites de repatriación.

Según Cruz Roja, este año han llegado a Motril 361 inmigrantes en 11 pateras. Los extranjeros normalmente son trasladados al día siguiente a los centros de estancia temporal de Málaga o Algeciras antes de ser devueltos a su país de origen, si España tiene acuerdo de repatriación con él.

Un inmigrante nigeriano contó ayer a EL PAÍS desde Marruecos que en la noche del domingo habían partido desde Alhucemas dos zodiac con rumbo a las costas de Almería. Según su testimonio, en la segunda embarcación, en la que supuestamente viajaba su hermano, "se estropeó el GPS" y la lancha "quedó a la deriva en aguas españolas". Fuentes de Salvamento Marítimo en Almería aseguran que no han visto "ninguna" patera más en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 2008