Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALMUERZO CON... DANIEL PEÑA

"Paso las noches corrigiendo la Wikipedia"

El rector de la Carlos III tiene un curioso tic. Cuando llega a casa, por las noches, le obsesiona corregir la Wikipedia. Encuentra un montón de errores. Datos, conceptos..., y se pasa el tiempo cambiándolos. Se encontró mal puestas "las fechas de la toma de posesión del primer Gobierno de Alcalá-Zamora, en la Segunda República, y mal expresado, incompleto, el concepto subjetivo de la probabilidad", por ejemplo. Pero, sobre todo, está empeñado en rehacer las páginas sobre la reforma de las carreras (el llamado proceso de Bolonia). Cada vez que entra en ellas se las vuelve a encontrar modificadas. Los universitarios antibolonia las cambian "para relacionar el proceso de Bolonia con la privatización de la Universidad, y no es verdad", enfatiza Daniel Peña. Gajes de un profesor.

El rector de la joven universidad Carlos III aconseja irse a estudiar fuera

Su vida de estudiante parece sacada de una canción de Sabina. Revolucionario y con ganas de comerse el mundo. Era del Partido Comunista (su nombre de guerra, Raimundo), del que se borró en cuanto se legalizó, y tocó la guitarra durante un tiempo en el metro de París. "Puse música a algunos poemas de Neruda". ¿Como Serrat con Machado? "¿No me irá a comparar con Serrat, por Dios?". ¿Era útil para ligar? "Bueno, sí, también". Se ríe, mientras cambia de sitio en la bandeja un plato ya vacío por el de la ternera con setas.

Es uno de los pocos rectores -o el único- que come de bandeja varias veces a la semana. El mismo menú que los estudiantes y profesores, por 5,20 euros, sin café. A nadie le sorprende verle entrar. Saluda a Juancho, el encargado del comedor del campus de Getafe, y habla con admiración de la memoria prodigiosa de Amado, "un camarero que, una vez que pone un café, es capaz de acordarse de cómo lo toma cada persona que vuelve a entrar por la puerta".

El rector tiene 59 años bien llevados con la ayuda de las cuatro horas de tenis que juega cada semana. Relata los buenos recuerdos de sus estudios en Francia y, entonces, ya ante el plato de fruta, anima a los jóvenes a moverse más por el mundo. "Deberían salir un tiempo a estudiar fuera, te ayuda a entender tu propia cultura y a contrastar si es verdad eso de que no hay nada como tu pueblo". Peña estudió Ingeniería Industrial y Sociología. Pero tardó en descubrir su verdadera vocación, la estadística. Parece un adicto. "Te permite entender cualquier faceta de la vida, es importante en la psicología... y en todo".

Hace justo un año, Peña apareció sin corbata en su primera reunión del Consejo de Universidades y se incomodó ante las miradas de reojo de otros rectores. Aún lleva mal ponérsela. La imagen de nuevo joven de Peña cuadra con la de su universidad. La Carlos III tiene sólo 19 años, la media de edad de su profesorado es de las más bajas de España (38 años) y se ha puesto las pilas como ninguna otra para homologarse con la UE. "Somos los que más títulos impartiremos adaptados ya en septiembre (20)", explica orgulloso. ¿Y es tan perfeccionista en sus clases como con la Wikipedia? "Lo intento. La dificultad de enseñar está en saber si los alumnos te están entendiendo y en aprender a aguantar los silencios. Lanza una pregunta al auditorio y espera".

Comedor universitario de la Carlos III. Getafe

- Arroz negro con sepia. - Escalivada.

- Ternera con setas.

- Bacalao con tomate gratinado.

- Natillas.

- Fruta variada.

- Café solo.

- Poleo.

Dos menús: 11,50 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de junio de 2008

Más información