ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 25 de mayo de 2008
Editorial:

La diplomacia de Obama

La casi segura nominación de Barak Obama por los demócratas ha propiciado las primeras escaramuzas con John McCain, el candidato republicano. Pensando más en la Casa Blanca que en su rival, Hillary Clinton, Obama desveló esta semana que, de imponerse en las presidenciales, introduciría cambios de calado en la política exterior norteamericana. Puede sorprender el momento escogido para estas declaraciones, pero no su contenido: mientras Hillary Clinton apoyó la invasión de Irak, Obama fue uno de los pocos miembros del Senado que se opusieron abiertamente. De ahí que no tenga reparos en declarar llegado el momento de pasar página.

Aunque el presidente Bush intentó desacreditar como apaciguamiento los planes de Obama para abrir conversaciones con Irán y Siria, además de reconducir la política hacia Hezbolá y Hamás, los recientes acontecimientos en Oriente Próximo han avalado esta estrategia. Tras ocho años de estancamiento, Israel ha retomado las negociaciones con Siria sobre los altos del Golán. Quizá por ello, además de por el cansancio de la opinión pública hacia Irak, McCain ha tenido que rebajar el tono con respecto a Bush, y ha dicho que las propuestas de Obama son prueba de "inexperiencia y falta de juicio".

El otro punto sensible de la diplomacia norteamericana es Cuba, y también aquí Obama toma distancia no ya de los republicanos, sino de la política tradicional de Washington. Ha anunciado que, de ser elegido, mantendría el embargo pero levantaría las restricciones a los viajes de los exiliados y al envío de remesas, además de estar dispuesto a negociar con La Habana personalmente y sin condiciones previas. Sería el incentivo por parte de Washington para propiciar, también aquí, la diplomacia directa que propugna Obama. Por primera vez, Cuba se toma en serio la posibilidad de un cambio de estrategia vinculado a los avances en la democratización de la isla.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana