Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

López: "Convocaré a todos a un pacto cuando sea 'lehendakari"

El líder del PSE defiende un referéndum de validez plena

Tras ser elegido por aclamación candidato a lehendakari por el PSE-EE el pasado 6 de mayo, el líder de los socialistas vascos, Patxi López, se ha embarcado ya en la preparación de la precampaña electoral. Y ayer escenificó su primer acto preelectoral, rodeado de sus fieles. Frente al museo Guggenheim, en el "hotel talismán" de los socialistas vascos desde que en marzo de 2002 accediera a la secretaría general -como le gusta recordar a López-, el candidato del PSE presentó su propia hoja de ruta para el pacto y el acuerdo en Euskadi entre diferentes.

El líder socialista aseguró ayer que lo primero que tiene previsto hacer "cuando sea lehendakari" será convocar a todos los partidos democráticos para buscar un acuerdo entre vascos basado en las "reglas de juego" contenidas en la Constitución y el Estatuto. López negó la mayor al lehendakari, Juan José Ibarretxe, al recalcar que "no hubo portazo" en La Moncloa a la propuesta del Gobierno vasco -basada en el preacuerdo de Loiola de otoño de 2006 entre PNV, PSE y Batasuna- por parte del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, sino "sentido común" ante "viajes a un precipicio".

Hace tiempo que López ha perdido el miedo a las palabras y conceptos que usa el nacionalismo. De hecho, se comprometió a "construir la nacionalidad vasca desde la integración y rechazando el frentismo y la exclusión". Y frente a la consulta "no vinculante" de Ibarretxe que "sólo nos lleva a la división y el enfrentamiento", López defendió un "referéndum con todas las consecuencias". Es en realidad, según explicó, el recorrido "lógico y legal": lograr un acuerdo entre vascos -tal y como repetidamente le ha pedido Zapatero a Ibarretxe en los últimos meses y le ha reiterado esta semana en su reunión en La Moncloa- para su aprobación por el Parlamento vasco, ratificación en las Cortes y posterior refrendo por los ciudadanos vascos.

"Cualquier cambio del actual marco político jurídico deberá sustentarse en un acuerdo amplio y transversal, a ser posible superior al que logró el Estatuto de Gernika en 1979", reiteró. Todo ello, aderezado con un "rechazo de todo tipo de violencia terrorista, el apoyo permanente a las víctimas y solidaridad con los amenazados" y un "compromiso activo" para deslegitimar política y socialmente la violencia.

Bases para pactar

- Patxi López apuesta por un pacto entre vascos con cuatro puntos:

1. Rechazo de todo tipo de terrorismo, apoyo a las víctimas y solidaridad con los amenazados.

2. Deslegitimar política y socialmente la violencia.

3. Respeto a las reglas de juego democráticas establecidas, incluidas las que contiene el Estatuto de Gernika para su reforma.

4. Cualquier cambio del marco jurídico-político se sustentará en un acuerdo amplio y transversal, a ser posible superior al que logró el Estatuto de Gernika.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de mayo de 2008

Más información