ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 10 de mayo de 2008
Crítica:DORMIR

Arcos y naves en el viejo convento

MONASTERIO BENEDICTINO, un hotel en Calatayud vinculado a la historia de la ciudad

Fueron monjas benedictinas quienes lo habitaron desde el siglo XVII. Aunque, a juzgar por los restos hallados de una iglesia protogótica del siglo XIII, el solar alumbró con probabilidad el nacimiento de san Íñigo, abad de Oña y patrón de Calatayud. Antes de su transformación en hotel, el edificio ya tenía una significación identitaria en esta ciudad. Por eso llama la atención su actual anonimato, heredado del escaso interés que ha mostrado la cadena catalana Husa durante el tiempo que ha permanecido al frente de su gestión, que sus propietarios, los bilbilitanos hermanos Piquero, tienen previsto cambiar en próximas fechas. No se produce ese vínculo social entre el hotel y su ciudad tan deseado por el turismo cultural.

MONASTERIO BENEDICTINO

Categoría: 4 estrellas. Plaza de San Benito, s/n. Calatayud (Zaragoza). Teléfono: 976 89 15 00. Fax: 976 89 15 15. 'Web': www.monasteriobenedictino.com. Instalaciones: salón, salas de convenciones (150 personas), comedor. Habitaciones: 3 individuales, 32 dobles; todas con baño, calefacción, aire acondicionado, teléfono, televisión vía satélite, acceso ADSL a Internet, minibar, secador, habitaciones para no fumadores. Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales. Precios: desde 60 euros + 7% IVA la habitación doble; desayuno, 9,60 + 7% IVA; hay ofertas de 3×2 frecuentes si se reserva por Internet. Tarjetas de crédito: American Express, Diners Club, MasterCard, Visa, 6000.

Arquitectura ... 7

Decoración ... 6

Estado de conservación ... 5

Confortabilidad habitaciones ... 6

Aseos ... 5

Ambiente ... 6

Desayuno ... 2

Atención ... 5

Tranquilidad ... 5

Instalaciones ... 6

Ver ficha del hotel

¿Has estado? Danos tu opinión

La barrera no es arquitectónica. El monasterio benedictino conserva algo de su monumentalidad primitiva alrededor del patio central, flanqueado por dos series de tres arcos de ladrillo sobre pilares de alabastro, que seguramente sustentaban la cubierta de madera de la iglesia medieval. Una de las naves alberga ahora el comedor, y la otra, un atrio habilitado como salón de estar. Agradable a la vista, el conjunto hace guiños al mudéjar aragonés sin perderse en otros lugares comunes del interiorismo en boga, mínimo en las formas y cuidadoso con las entradas de luz. Si no invita a entrar es porque los espacios, de día, son confusos y aparecen algo desasistidos. Apetece poco tomar algo aquí.

Y si se llena, todavía peor. El sonido ambiente asciende por el atrio e invade las plantas de habitaciones, separadas por papel de fumar. Se filtran los ruidos de la calle, y mucho más los del servicio de limpieza desde una hora excesivamente temprana (en una ciudad con tanta riqueza monumental, no toda la clientela se aloja por motivos de trabajo). Además, los vaivenes en su gestión han impedido el óptimo mantenimiento de las instalaciones, expuestas a ciertos desconchones en sus paredes, rayaduras en el mobiliario y lamparones en la moqueta.

El cuarto de baño, diminuto, no permite ducharse cómodamente. Al menos, las camas sí que proporcionan mimbres para el sueño. Y su decoración funcional, propia de un hotel urbano más que de un convento, crea un ambiente agradable y sereno a la vista.

Desde cualquiera de las habitaciones se observa la plaza de San Benito, siempre atestada de coches. Es difícil aparcar frente al hotel.

ALREDEDORES

CALATAYUD ALBERGA unode los mejores conjuntos de arquitectura mudéjar de Aragón. La colegiata de Santa María,del siglo XIV, con una torre octogonal, es su mejor expresión. La visita continúa luego por las iglesias de San Andrés (siglo XV), San Pedro de los Francos(siglo XIV), la colegiata del Santo Sepulcro (siglo XIV) y el santuario de Nuestra Señorade la Peña, construido entre1343 y 1350. En la plaza Mayor, además del Ayuntamiento,se encuentra el tópico Mesónde la Dolores, hoy convertido en hospedería. A 30 kilómetros,el parque natural del Monasterio de Piedra, fundado por el císter en el siglo XII, ofrece una jornada completa de caminata a través de sus cascadas, fuentes y bosque. En Calatayud (22.000 habitantes), por sus alrededores pasan el AVE (tiene estación),la autovía N-II y el río Jalón.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana