ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 6 de mayo de 2008
Videojuegos

El fenómeno 'GTA' eclipsa a la Wii

El récord de ventas del juego refuerza a los rivales de Nintendo

El lanzamiento de Grand theft auto (GTA) IV no sólo marcha camino de pulverizar todos los récords de la industria cultural. Además supone un giro en la batalla por la primacía en el sector, dominado en los últimos meses por otro fenómeno, el de la Wii de Nintendo y sus juegos llamados sociales, aptos para todos los públicos.

Pero el fenómeno GTA ha dado alas a los rivales de Nintendo, más orientados al cliente experimentado, como la PlayStation 3 de Sony y, sobre todo, la XBox de Microsoft, que se ha volcado en este evento.

Los dueños de la patente rechazaron una oferta de miles de millones

El lanzamiento de GTA IV invita a pensar que los objetivos van a cumplirse. El año pasado, Halo 3 consiguió en su primera semana de venta 195 millones de euros. Si GTA IV vende los nueve millones de copias de los que hablan sus previsiones superará por más de un 50% ese dato, y batirá de largo la recaudación de 262 millones de euros obtenida en su debut el año pasado por Piratas del Caribe III, récord de cualquier lanzamiento en la industria del ocio.

En el Reino Unido ya es oficial que vendió el primer día 600.000 copias. De España no se han dado datos. El juego no se pone a la venta en el segundo mercado mundial, Japón, hasta fines de año.

Los datos, como casi siempre, contienen una pequeña trampa. Dadas las diferencias de precios, para igualar cifras, por cada persona que se compra el GTA IV van nueve o 10 al cine. En Europa, el precio de venta al público del juego básico es de 66,90. Y garantiza un mínimo de 30 horas para acabar la partida.

Se espera que GTA IV también va a servir para dirimir una de las grandes batallas de la historia del videojuego: la que enfrenta a Sony y Microsoft, propietarios de PlayStation 3 y Xbox 360. Las primeras entregas del juego sólo aparecieron, además de en PC, para las precedentes PS; de hecho, se considera que fueron uno de los apoyos decisivos para que Sony dominara el mercado a finales del siglo pasado.

Microsoft no sólo ha conseguido tener el GTA IV, sino que ha apostado con una enorme firmeza. Invertirá en promoción del juego en Europa dos millones de euros, más de lo que gastó en Halo 3, que al fin y al cabo era un software de su absoluta propiedad. A partir de otoño contará para su versión con contenidos exclusivos, por los que ha pagado cerca de 32,4 millones de euros a Rockstar. El lanzamiento llega menos de dos meses después de que el precio de la Xbox 360 básica bajara a 199 euros -la más barata del mercado-, lo que en España ha triplicado sus ventas respecto al mismo periodo de 2007.

Sony se muestra confiada en que los jugadores identifiquen PS y GTA automáticamente. Nintendo, por su parte, hace la guerra por su cuenta -no habrá versión del GTA para sus plataformas- con el lanzamiento casi simultáneo de Wii fit, el epítome de los juegos que está impulsando la marca japonesa: un software familiar, buscando nuevos públicos, en contraste con el mercado de jugones, de entre 25 y 35 años, al que va dirigido un título violento y complejo como GTA IV.

El futuro de las desarrolladoras de videojuegos también está en manos de GTA IV. Electronic Arts (EA), la principal empresa del mercado, hizo hace unos meses una oferta de 1.298 millones de euros por Take-Two, la casa madre propietaria de Rockstar, la empresa que desarrolla este juego y otros tan polémicos como Manhunt. La respuesta fue que se trataba de una oferta baja, y que no se hablaría del tema hasta ver el impacto del nuevo GTA. Desde la oferta de EA, las acciones de Take-Two han subido un 63% en Bolsa, casi un 5% desde el lanzamiento del juego.

Rockstar mantiene un absoluto secretismo sobre los datos del lanzamiento, pero su productor Leslie Benzies reveló algunas cifras: más de un millar de programadores, creativos, músicos e incontables auxiliares en todo el mundo -incluyendo los traductores y dobladores que han trabajado bajo draconianos contratos de confidencialidad- estuvieron con el juego durante tres años y medio, con un presupuesto entre desarrollo y publicidad de más de 65 millones de dólares. El anterior juego más caro en la historia, Shenmue, costó 45,4 millones en 2000.

Lo cual no hace sino confirmar que este mercado crece al margen de las crisis: en el primer trimestre del año, las ventas de videojuegos crecieron un 60% en esos EE UU que amenazan con la recesión económica. Según el analista Colin Sebastian, "hay muchas personas a las que si sólo les quedaran 50 dólares [32,5 euros] comprarían huevos, leche y un videojuego".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana