Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La guerra de la financiación autonómica

Una idea inspirada en el sistema federal alemán

La propuesta del consejero catalán de Economía, Antoni Castells, se inspira en el sistema federal alemán. Cataluña entiende que en el modelo de financiación actual hay un exceso de transferencias de dinero, puesto que las comunidades más ricas (Madrid, Baleares y Cataluña), obtienen menos recursos per capitaque algunas pobres, como Extremadura (véase cuadro).

Castells propone una nivelación parcial; esto es, que a la hora de calcular la distribución de recursos entre autonomías, se tenga en cuenta el 100% de las áreas esenciales del Estado de bienestar, es decir Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Representan entre el 65% y el 75% del gasto público autonómico. En el sistema actual se considera el 100% de los servicios.

Cataluña quiere acotar la solidaridad a sanidad, educación y asuntos sociales

El objetivo es que los distintos gobiernos autonómicos puedan prestar los servicios de educación y sanidad a niveles similares en el conjunto de España, siempre que lleven a cabo un esfuerzo fiscal también similar. Y que cada comunidad se haga cargo del resto de servicios no esenciales de acuerdo con su capacidad fiscal potencial, no la efectiva (se quiere evitar que una autonomía que suprima o baje un impuesto, aproveche para decir entonces que tiene mayores necesidades de gasto).

Para calcular cómo se reparten los recursos para los servicios básicos del Estado de bienestar, hay que analizar qué necesidades de gasto tiene cada autonomía. Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana quieren que por encima de otros factores, se tenga en cuenta la población, corregida por la inmigración y el nivel de precios.

Alemania, Canadá y Australia son las tres referencias básicas respecto al mecanismo de solidaridad. Pero sólo en el caso alemán existe un sistema de solidaridad entre regiones, un fondo que genera transferencias entre los territorios ricos y los pobres. Y es una nivelación parcial: reduce las diferencias entre los länder, pero impidiendo que tras su aplicación los territorios más ricos tengan menos renta que los pobres (como sucede en España), de acuerdo con una sentencia del Tribunal Constitucional alemán.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de abril de 2008