ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 2 de abril de 2008
Los problemas de la justicia

La Audiencia de Sevilla tardó 31 meses en redactar la sentencia de Del Valle

La deliberación se fijó para el 17 de mayo de 2003, pero la resolución fue del 30 de diciembre de 2005 - El retraso impidió a otro juez encarcelar al pederasta

Santiago del Valle, el presunto asesino de la niña de cinco años Mari Luz, podría haber ingresado en prisión en diciembre de 2004. El Juzgado de lo Penal número 4 de Sevilla lo condenó el día 13 de ese mes a dos años de prisión por abusar de una niña de nueve años, pero suspendió la condena al carecer el pederasta de antecedentes penales. No los tenía porque, en aquella fecha, la Audiencia de Sevilla no había redactado aún una sentencia sobre los abusos cometidos por Del Valle contra su hija, pese a que la deliberación y el fallo en su Sección Séptima estaba previsto para mucho tiempo antes. El estudio y fallo de este caso estaba señalado para el 17 de mayo de 2003, según fuentes del Consejo, pero la sentencia no fue redactada y notificada hasta el 30 de diciembre de 2005. Ese enorme retraso, de dos años y siete meses, permitió que el pedófilo siguiera en la calle y reincidiera.

El jefe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial, José María Gil Sáez, acudió ayer a la reunión de la comisión permanente del órgano de gobierno de los jueces para informar sobre los primeros datos recabados por los inspectores en los dos órganos que fallaron clamorosamente en el enjuiciamiento de Del Valle. Por un lado, la sección séptima de la Audiencia de Sevilla, que tardó más de dos años y siete meses en emitir su sentencia sobre los abusos cometidos por Del Valle contra su hija. Por otro, el Juzgado de lo Penal 1 de esa capital (dirigido por Rafael Tirado), que no logró encarcelarlo en otros dos años y tres meses, permitiéndole reincidir con Mari Luz Cortés, en enero pasado.

Sentencia sin dificultad

Uno de los datos más relevantes aportados por Gil Sáez fue la tardanza en la elaboración de la sentencia de la Audiencia que tendría que haber llevado a Del Valle a prisión. La deliberación y el fallo del recurso de apelación en la Audiencia se fijó, con toda diligencia, para un mes después de que el tribunal recibiera el expediente. Pero la sentencia se emitió 31 meses más tarde. El retraso es especialmente grave si se compara con la duración media de los procesos en esa sección y que se encuentra entre los cuatro y los seis meses.

De esa enorme demora sería responsable, en principio, el ponente de la sentencia, Javier González, según fuentes del Consejo, que tenía la obligación de redactar la resolución. Esas mismas fuentes aseguran que la sentencia no presentaba ninguna dificultad y que se limitó a confirmar los hechos y razonamientos jurídicos de la anterior sentencia redactada por el juzgado que dirigía Rafael Tirado. Ese retraso podría ser considerado falta grave por el Consejo, según fuentes de ese órgano, y podría sancionarse hasta con 3.000 euros de multa. La ineficacia posterior de Tirado para conseguir el ingreso en prisión podría constituir falta muy grave de desatención y ser castigada con el traslado forzoso, la suspensión temporal de funciones o la separación de la carrera.

La comisión permanente del Consejo -formada por el presidente, Francisco José Hernando, los vocales conservadores Enrique López y Carlos Ríos y los progresistas Juan Carlos Campo y Luis Aguiar- acordó por unanimidad solicitar una reunión extraordinaria de la comisión disciplinaria "ante la gravedad de los hechos acaecidos en el ámbito procesal y puestos de manifiesto por el Servicio de Inspección en relación con la actuación de los órganos judiciales de Sevilla que han conocido las causas".

El gobierno de los jueces también hizo autocrítica sobre el funcionamiento de su Inspección, que no pudo detectar el enorme retraso en la ejecución de la sentencia por parte de Tirado en una visita ordinaria a su juzgado realizada el pasado noviembre. Por eso decidió "mejorar" el funcionamiento de esas visitas (en las que se revisa un muestrario aleatorio de expedientes, pero nunca todos los del órgano) para obligar a los inspectores a revisar en cada caso "una selección adicional de asuntos que por su gravedad, naturaleza, urgencia o materia merezcan un examen prioritario y exhaustivo". A ese fin se creará un grupo de trabajo.

La Inspección espera las alegaciones de Tirado y del ponente en la Audiencia, Javier González, para concluir su información. La comisión disciplinaria lo estudiará de urgencia el próximo lunes.

Acuerdo del CGPJ

- "Ante la gravedad de los hechos acaecidos en el ámbito procesal y puestos de manifiesto (...) por la Inspección en relación con la actuación de los órganos judiciales de Sevilla que han conocido las causas contra Del Valle (...), la comisión acuerda instar de la comisión disciplinaria que se reúna con carácter extraordinario y a la mayor urgencia posible".- El sistema de visitas de la Inspección "debe ser mejorado para detectar con más profundidad aún los problemas de gestión que puedan existir". La comisión revisará ese sistema con el fin de que en cada visita se revise "una selección adicional de asuntos que por su gravedad, naturaleza, urgencia o materia merezcan un examen exhaustivo".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana