Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono afirma que los "extremistas" del PP desprecian a Gallardón

El ex ministro cree que los populares esperan que Rajoy pierda o dimita para poner a Rato

Los deseos de Alberto Ruiz-Gallardón de estar lo más cerca posible de Mariano Rajoy en las próximas elecciones han activado a sus rivales en el PP y a sus amigos del PSOE. Uno de ellos es el ex ministro José Bono, para quien la polémica tiene dos caras: una es que los populares "desprecian lo más valioso o moderado que tienen y se apuntan a la exageración y el extremismo", y la otra, el PP, a sabiendas de que va a perder las elecciones, espera que Rajoy dimita "para poner a Rodrigo Rato". Sin embargo, el aún director gerente del FMI negó ayer en Brasil que vaya a integrarse en las listas del PP.

El ex presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, considera que el alcalde de Madrid, del que es amigo desde hace años, es uno de los mejores activos de la derecha. Pero no ve bien su futuro. "Lo soporta [Esperanza] Aguirre pero no lo quiere; cada vez que habla de que desea ser diputado le dicen que no es el momento y le califican de ambicioso, como si su pretensión fuera inmoral. Lo raro es que quisiera ser cardenal, ¡pero diputado!", declaró Bono.

Su interpretación es la siguiente: "Ésta es la prueba evidente de que el PP no puede ganar porque desprecian lo más valioso o moderado que tienen y se apuntan a la exageración y al extremismo". El ex ministro subrayó que a Gallardón quien menos le quiere es su propia familia política, y eso es, a su juicio, la prueba de que su enfermedad no es pasajera. "Daría la impresión de que tienen que esconder a los que destacan para que sobresalgan los que no levantan cabeza", dijo.

Bono aprovechó para subrayar la "debilidad política" de Mariano Rajoy que, a su entender, se ha visto socavada con el posible regreso de Rodrigo Rato a la política activa. Rajoy, argumentó, es una buena persona, pero "es de una debilidad política tan extraordinaria que ha bastado con que Rato deje el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que se pongan todos a temblar ¿Qué liderazgo es ése que se tambalea con tan poco viento?", se preguntó. "No están tranquilos porque saben que no vale para llevarles a la victoria. Saben que con Rajoy pierden las elecciones y están esperando a ver si él mismo dimite, y si pueden poner al señor Rato", vaticinó.

El ex ministro recordó la historia de su propio partido y del PP para alegar que los liderazgos no se regalan y por eso ni José María Aznar ni Felipe González pudieron nombrar sucesores sin fracasar en el intento. "Ésta es la razón por la que ni [Joaquín] Almunia ni Rajoy valen para ganar, porque no se han ganado su liderazgo. Los líderes son los que se ganan el puesto como lo hizo Zapatero en un Congreso". Como Rajoy no ha llegado así, dijo, "se asemeja a una especie de caridad otorgada por el señor Aznar a un PP que no se identifica con ese liderazgo".

Rato se excluye de las listas

Por eso, según Bono, Rato pone en peligro a Rajoy, "porque todo el mundo sabe que con Rato le podrían ir las cosas mejor. El PP es un partido unido, por el momento, en torno a un líder que no tienen ¡Ése es el esperpento que vive la derecha española!", concluyó. Sin embargo, el propio Rato, de visita ayer en Brasilia con el FMI, reiteró que no va a formar parte de las listas del PP a las próximas elecciones, informa Efe. Rato insistió en que su salida del FMI y su regreso a Madrid se debe "estrictamente a motivos personales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de agosto de 2007