Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Rajoy sigue a Aznar: "Zapatero pide el voto para ceder ante ETA, yo para derrotarla"

El líder del PP evita desautorizar a su mentor, aunque aclara: "El presidente del partido soy yo"

Ya sólo quedan dos días en la campaña del PP para hablar de algo que no sea la lucha antiterrorista. Porque ayer la caravana pasó por Gernika y Vitoria y, como es lógico, ETA lo dominó todo. Rajoy se sumó a la idea del ex presidente Aznar: "Zapatero pidió el voto para legitimar sus cesiones a ETA. Yo para defender la libertad y sobre todo para derrotar a ETA", clamó junto al simbólico árbol de Gernika. En conversación con los periodistas, Rajoy evitó desautorizar a Aznar, aunque al final aclaró: "El presidente del partido soy yo", y por tanto es su mensaje el que vale.

La jornada empezó muy al gusto del PP en el País Vasco: rodeada de símbolos. Los populares han sufrido el zarpazo de ETA en los últimos años, desde que en enero de 1995 asesinara a Gregorio Ordóñez. Aún hoy el acoso es constante. Y la tensión se palpa. No sólo a simple vista: a pocos metros del grupo de candidatos que acompañaron a Rajoy les esperaban todos sus escoltas, que juntos formaban una estampa desoladora. Y también en los mítines. María José Usandizaga, la candidata por San Sebastián, atacada el domingo por un centenar de exaltados, se sinceró ante los suyos en Vitoria: "Nunca había sentido tanto miedo". Este último acto en la capital, una cena mitin con 800 personas, fue el mitin más desangelado de la campaña por el tono monocorde del líder, que a ratos parecía agotado.

El PP se presenta como el partido de la resistencia frente a ETA, y eso implica dar gran simbolismo a todos sus actos. El emblema que eligió Rajoy fue el árbol de Gernika, junto al que le bailaron un aurresku. Allí reivindicó el Estatuto y la Constitución. Y lo hizo al aire libre, como había prometido, "sin esconderse", al contrario que su rival, Zapatero, que organizó un acto cerrado en Vitoria.

Sin embargo, el evento en Gernika tampoco era "público" del todo, como había anunciado. Un férreo control policial estaba preparado por si los abertzales querían acercarse a romperlo. No hizo falta porque, tal y como sucedió en Pamplona, los simpatizantes de Batasuna, que han acosado a dirigentes del PP, a Zapatero, a los nacionalistas del PNV y a varios ministros, decidieron dejar a Rajoy en paz. Sólo un paisano, cuando ya se iba, le gritó "¡Vete a tu país!".

Los candidatos que le precedieron, como es costumbre en el PP vasco, hablaron con palabras directas, duras. Y Rajoy subió el tono: "Zapatero decidió negociar y ceder, sólo ha servido para fortalecer a ETA". Ahí se sumó a la tesis de Aznar de que la única opción para derrotar a ETA es votar al PP. "Hay dos modelos de convivencia, el del Pacto Antiterrorista, que supone plantar cara a ETA, y el de Zapatero, que supone la negociación, la aceptación del chantaje de De Juana y Otegi".

Aznar había irrumpido de lleno el martes en la campaña con dos frases polémicas, que eclipsaron el gran mitin del PP en Valencia. Dijo "Zapatero ha conseguido que media España no acepte a la otra media. Lo que nos condujo a lo peor de nuestra historia hace 70 años [1937] es el esquema político que se quiere repetir ahora". Rajoy, preguntado por los periodistas en un encuentro informal, evitó desautorizar al que fue su mentor. "Ha desmentido que hablara de la Guerra Civil", se limitó a decir.

Cuando se le recordó la otra frase de Aznar -"cada voto que no vaya al PP será un voto para que ETA esté en las instituciones"-, Rajoy parecía molesto por el hecho de que el ex presidente le hubiera arrebatado protagonismo en el final de campaña. "Yo soy el presidente del partido", comentó cuando a los periodistas con una sonrisa. Sin embargo, sobre el fondo del discurso de Aznar, el líder del PP no discutió nada. Incluso dijo que Aznar recibe el argumentario del PP como todos los dirigentes que hacen campaña. Y siguió su línea: el voto al PP es el único que garantiza acabar con ETA.

VITORIA

Alcalde: Alfonso Alonso (PP)

Nº Votantes: 184.984

Tema estrella: La lucha antiterrorista

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007

Más información