ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 27 de noviembre de 2006
Reportaje:

Nueve ministros sin retrato

Educación cuelga hoy los cuadros de titulares del ministerio en la República y comienzos del siglo XX

Los que faltaban ya tienen su sitio. El Ministerio de Educación colgará hoy en su galería de retratos los de aquellos ministros que nunca estuvieron. Nueve hombres, Lorenzo Domínguez, Andrés Mellado, Felipe Rodés, Luis Espada, Isidoro de la Cierva y Peñafiel, Luis Bardají y López, Manuel Becerra, Jesús Hernández y Segundo Blanco figurarán a partir de hoy en dicha galería. Los cuatro últimos son ministros republicanos de Educación que se sucedieron vertiginosamente poco antes y durante la Guerra Civil. Uno de ellos, Manuel Becerra, apenas estuvo semana y media en el cargo, en el mes de diciembre de 1935.

Los anteriores fueron ministros de principios del siglo XX. El 18 de abril de 1900 se firmó el decreto por el que se creaba el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, que tuvo su primera sede en la que ahora ocupa el Ministerio de Agricultura, en la glorieta de Atocha de Madrid. Una normativa exigía que todos los ministros tuvieran su retrato, pero nueve de ellos nunca lo tuvieron. Hasta hoy. En la actualidad faltan por colgar los de Mariano Rajoy (que está a punto), Pilar del Castillo, de los gobiernos de Aznar; y María Jesús San Segundo, la primera ministra de Educación de José Luis Rodríguez Zapatero.

El Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, que así se llamaba, se creó en 1900

Alguno de estos ministros apenas estuvo en el cargo un par de semanas

más información

El primer ministro que ocupó el cargo en 1900 fue Antonio García Alix, un murciano conservador que trabajó para varios periódicos y, durante su mandato, hizo al Estado responsable de pagar el personal y material de las escuelas públicas. Su solemne retrato está en la galería del ministerio, en la calle Alcalá, de Madrid. Y muchos de los que le sucedieron, incluidos todos los franquistas, cuyo primer ministro de Educación fue Tomás Domínguez Arévalo, cuando el ministerio pasó a llamarse de Educación Nacional. En toda su historia, sólo cuatro mujeres han ocupado, por ahora, ese puesto.

Los nueve ministros que faltaban ocuparán a partir de hoy su sitio en el orden cronológico que les corresponde.

- Lorenzo Domínguez (1904-1904). Este sevillano fue ministro cuando apenas se había estrenado el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, en el gobierno de Maura, en 1993. Entonces se marcaron las reglas para que cada ayuntamiento tuviera las escuelas de primaria que dictaba la ley y se reformaron las carreras de Practicante y Matrona y se creó el centro de Arabistas.

- Andrés Mellado (junio-octubre de 1905). Abogado y periodista, se hizo cargo del ministerio en el Gobierno liberal de Montero Ríos, en el segundo semestre de 1905.

- Felipe Rodés (1917-1918). Nació en Hospitalet y se dedicó al ejercicio libre de la abogacía. Fue diputado por Barcelona en las últimas Cortes republicanas de 1936, pero antes, durante el Gobierno liberal de García Prieto en 1917 ocupó la cartera de Instrucción.

- Luis Espada Guntín (mayo-septiembre de 1920). Fue diputado del Partido Conservador en varias ocasiones, también en las primeras Cortes republicanas en 1931. Con el Gobierno conservador de Dato en 1920 él fue el ministro de Instrucción. Luego también lo fue de Fomento.

- Isidoro de la Cierva (diciembre de 1922). También afín al Partido Conservador y hermano de otro ministro, éste se hizo cargo del ministerio de Instrucción Pública apenas 48 horas, del 5 al siete de diciembre de 1922. Al año siguiente, Miguel Primo de Rivera se hace con el poder tras un golpe de estado.

- Luis Bardají y López (octubre-diciembre de 1935). Se hizo cargo de la car

tera de Instrucción Pública durante el Gobierno de Joaquín Chapaprieta, en pleno periodo de crisis política a propósito de los escándalos que sacudieron al Partido Republicano Radical. A pesar de estar solamente unas pocas semanas en el Gobierno, durante su etapa se redactó el Reglamento del Consejo de Rectores.

- Manuel Becerra (diciembre de 1935). Su nombramiento se produjo en la última etapa del segundo Bienio, en el primer Gobierno formado por Portela Valladares, político afín a Alcalá-Zamora que era entonces presidente de la República.

- Jesús Hernández Tomás (1936-1938). Fue militante del Partido Comunista y director del diario Mundo Obrero. Le tocó cubrir la cartera de Instrucción Pública durante buena parte de la Guerra Civil en los gobiernos de Largo Caballero y Negrín. A pesar del contexto bélico del momento, en ese tiempo se creó una comisión para la reforma de la enseñanza primaria, se implantaron las Milicias de la Cultura, se suprimió la enseñanza libre y la enseñanza de la religión -dentro de la regulación de los estudios medios- y se unificaron todos los centros de formación profesional en un único Politécnico Obrero.

- Segundo Blanco (1938-1939). Nacido en Gijón en 1899, este militante cenetista fue maestro nacional. Ocupó la cartera de Instrucción Pública cuando ya la guerra tocaba a su fin, bajo el Gobierno republicano de Juan Negrín.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana