Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

LADRILLO CONTRA OLIVOS

Esta es la historia de Morata de Tajuña, un pueblo de 6.000 habitantes rodeado de olivos que ha vivido los últimos años entre mociones de censura y el proyecto de una alcaldesa que quiere convertir una localidad famosa por su vega en una ciudad dormitorio con 80.000 vecinos.

La regidora, Concepción Loriente, no ha encontrado el apoyo de su partido, el socialista, a sus planes urbanísticos; así que ayer hizo oficial en el pleno que se convertía en una concejal no adscrita. Es decir, ha devuelto el carné del PSOE, pero el plan que proyecta 25.000 pisos nuevos para Morata sigue adelante sin, de momento, cortapisas.

A Loriente la siguieron en su huida otros tres concejales del PSOE: Ana Yangüas (primera teniente de alcalde); José Luis Rodríguez (Seguridad) y Gema Rubio (en las listas socialistas como independiente y edil de Medio Ambiente). El único concejal del PSOE que no dejó el grupo es César Piña; pero éste durante el pleno ni criticó a sus ex compañeros ni tampoco al nuevo plan.

El PP, con otros seis concejales, tampoco habló en sus intervenciones de los 25.000 pisos que se van a construir. Se limitaron a lanzarse dardos aludiendo a los tránsfugas Tamayo y Sáenz que hicieron perder al PSOE el Gobierno regional. Media hora de pleno y ni una alusión a los pisos. Lo que sí que hubo fue mucho insulto entre los políticos usando una y otra vez el adjetivo de "traidor". A las nueve y media de la noche, media hora después de que comenzase, la regidora dio por concluido el pleno.

"¡Pues menuda decepción, se van de rositas!", se quejó una mujer del público. Al final del pleno, que se celebró en un salón de actos abarrotado y donde se agitaban decenas de abanicos, se escucharon tímidos gritos de "¡tránsfugas!" y "¡vendidos!". Muchos vecinos llaman a Morata el Seseña madrileño, en referencia al pelotazo urbanístico que se ha producido en la localidad toledana, donde un mismo constructor levanta 13.500 pisos en un secarral.

Ahora, el Ayuntamiento morateño queda así: el PSOE tiene un concejal; el PP tiene seis e IU tiene uno. Y luego está el grupo de no adscritos: los cuatro de ayer y una concejal más que antes pertenecía a Izquierda Unida y que también es no adscrita. No puede haber mociones de censura: ya hubo una esta legislatura entre PP e IU para derrocar al PSOE y no prosperó. La ley no permite más durante un mismo periodo electoral. La alcaldesa y la banda de no adscritos tendrán que sacar las propuestas con el apoyo del PP. De momento, éste sí que ha dado el sí al plan general, al que le falta para su aprobación final una última votación en el Gobierno municipal y el visto bueno del Gobierno regional.

Loriente lleva once años como alcaldesa. Accedió al cargo a través de una moción de censura en diciembre de 1995. Las últimas elecciones municipales de Morata las ganó el PP (por 6 concejales frente a los cinco del PSOE) pero los dos ediles de IU -Luis Cano y el luego tránsfuga Selina Gonzalo- optaron por renovar a Loriente en el cargo.

Sin embargo, tras la investidura de Loriente, los dos partidos (PSOE e IU) no alcanzaron ningún pacto de gobierno, de modo que la socialista se quedó sola al frente del Ayuntamiento.

En la región, los tres partidos se pidieron explicaciones los unos a los otros. El portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, calificó lo ocurrido en Morata de "inadmisible". "En el PSOE sólo hay hueco para hacer una política decente", subrayó Simancas. El portavoz adjunto del PP en la Asamblea pidió a Simancas que explique lo sucedido en Morata. E IU, a su vez, exigió al PP regional que se posicione si apoya o no el plan morateño.

Más de 13.000 pisos del nuevo plan general de Morata de Tajuña irán incluidos, si los planes siguen adelante, en el Balcón de Tajuña, la zona de olivares desde donde fue tomada ayer la fotografía y que está a dos kilómetros del núcleo central del municipio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 2006