Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda investiga el elevado número de billetes de 500 euros en circulación

El dinero negro invertido en vivienda explica la demanda en España de este papel moneda

La Agencia Tributaria ha abierto una investigación para buscar una explicación al elevado nivel de circulación de billetes de 500 euros. La acumulación de dinero negro, sobre todo en el mercado inmobiliario, ha disparado la demanda de papel moneda de alto valor en España, donde ya circulan 100 millones de billetes de 500 euros, una cuarta parte de los emitidos por el Banco Central Europeo. Hacienda considera sospechosa y excesiva la presencia de estos billetes, que no se corresponde con el tamaño de la economía española. Desde 2002, su circulación se ha multiplicado por siete.

Muchos ciudadanos no han visto nunca un billete de 500 euros, el conocido como bin laden. La mayoría de los comercios (y las gasolineras) ni siquiera los admite por el engorro y el riesgo que supone tener tanto cambio. Pese a todo, en España circulan más billetes de 500 euros que de cinco euros (100 y 43 millones, respectivamente, según los datos de marzo pasado del Banco de España). El supuesto atractivo que tienen estos grandes billetes para el mercado español ha levantado sospechas en la Agencia Tributaria, que ha abierto una investigación.

"La circulación de estos billetes es muy elevada, especialmente en términos comparativos con otros países de la zona euro. Estamos investigando esta cuestión", anunció ayer durante su intervención en el Fórum Europa el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. Fuentes del departamento confirmaron que se está indagando desde hace unos meses, aunque no concretaron si se ha pedido información a los bancos y las cajas.

El espectacular crecimiento de los billetes de 500 euros se atribuye a la economía sumergida, que en España se sitúa en el 20% del PIB. El mercado inmobiliario es el principal destino del dinero negro, según los expertos. Además, se ha detectado más presencia de billetes grandes en Ceuta y Melilla porque la población marroquí guarda moneda europea, más estable que su divisa. También influyen los mayores envíos que realizan los inmigrantes residentes en España al exterior (3.844 millones en 2005).

Hay que tener en cuenta que el Banco Central Europeo emite un número determinado de billetes en función de la demanda y las necesidades que le transmiten las entidades de crédito europeas. Además, la banca española tiene que identificar a los ciudadanos que realicen ingresos o extracciones en efectivo superiores a 3.000 euros, (la norma europea es de 15.000 euros) por si Hacienda pide información de la operación, según la norma de prevención de blanqueo de capitales.

En estos casos, las entidades deben realizar una fotocopia del DNI o del pasaporte del interviniente. Según un directivo de un gran banco, la normativa de prevención incluye recomendaciones entre las que incluyen realizar un seguimiento específico del tráfico de billetes de 500 euros. "La banca lo hace y es frecuente preguntar para qué necesita un cliente una cantidad importante de billetes de 500. La clave es conocer la actividad del cliente y saber si es razonable que maneje tantos billetes", dice este directivo.

Según el Banco de España, del total de dinero en circulación en España (79.729 millones de euros), el 60% lo representan los billetes de 500, diez puntos más que hace un año. En enero de 2002, con la entrada en circulación del euro, se inyectaron en el mercado español 13 millones de billetes de 500 euros y ahora hay un centenar de millones de unidades (véase gráfico). Esta cifra supone un 26% del total de esos billetes en la zona euro, mientras ese peso era del 3,5% en 2002. Tras los billetes de 500 euros, los preferidos por los españoles son los de 50 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de abril de 2006