Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren cuatro 'sin papeles' tras naufragar su barco

Marruecos cierra los campamentos en donde recluyó a subsaharianos y los expulsa a Argelia

Patrulleras de la Marina de Mauritania encontraron ayer en las aguas de la zona de Nuadibú (la segunda ciudad del país, situada junto a la frontera con el Sáhara Occidental) cuatro cadáveres tras el naufragio de un barco cargado de inmigrantes indocumentados, 26 de los cuales continúan desaparecidos. La embarcación se dirigía hacia Canarias, según fuentes portuarias.

Las mismas fuentes informaron de que el barco, que transportaba a 44 inmigrantes de Mauritania y de Senegal, naufragó el pasado domingo, y que solamente 14 personas, entre ellas cuatro mujeres, fueron rescatadas. Las patrulleras mauritanas prosiguen la búsqueda de los otros desaparecidos, añadieron las fuentes.

Las autoridades de Mauritania han abierto una investigación judicial, y están en contacto permanente con los representantes diplomáticos de Senegal en la zona de Nuadibú para identificar a las víctimas y repatriar a los otros rescatados, indicaron las fuentes.

Por otra parte, las autoridades de Marruecos han clausurado los dos campamentos en los que reagruparon a los subsaharianos sin papeles que no repatriaron en avión y han expulsado a sus moradores a Argelia, según la Asociación de Amigos y Familiares de las Víctimas de la Inmigración Clandestina (AAFVIC), una ONG marroquí que defiende a los emigrantes, informa Ignacio Cembrero.

Tras los asaltos a las verjas de Ceuta y Melilla, en septiembre y octubre, el Ministerio del Interior marroquí concentró en la base de Berden, a una treintena de kilómetros de Guleimin, y en el acuartelamiento de Tawima, junto a Nador, a los subsaharianos que no logró repatriar a sus países de origen.

"Han sido sacados en pequeños grupos y expulsados a Argelia a la altura de Oujda", afirma Hicham Rachidi, vicepresidente de la AAFVIC. "Los últimos salieron a finales de la semana pasada, pero algunos de los deportados ya han vuelto de nuevo a Marruecos".

Los subsaharianos que han regresado desde Argelia a Marruecos tienden a acercarse a las dos ciudades autónomas, pero su número no parece aún significativo. Las fuerzas de seguridad marroquíes efectuaron, el 6 de diciembre, su última redada en el área de Nador, cerca de Melilla. Apresaron a 19 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 2005