Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP, CiU y el PNV copan el 93% de las donaciones anónimas

El Tribunal de Cuentas detecta aportaciones opacas de 8,8 millones en 2002

Cuatro partidos vuelven a copar las donaciones anónimas en el informe del Tribunal de Cuentas sobre el ejercicio de 2002. El Partido Popular, Unió Democrática de Catalunya (UDC), Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) suman el 93% de los 8,8 millones de euros que las formaciones políticas analizadas recibieron de forma anónima, una práctica condenada a desaparecer, ya que el Congreso de los Diputados tramita una proposición de ley para evitar esas prácticas opacas.

Como todos los años, el informe del Tribunal de Cuentas sobre la financiación de los partidos políticos (un total de 16 analizados) recuerda que, dada la naturaleza de las donaciones anónimas, "no se ha podido comprobar el cumplimiento del límite legal establecido para las aportaciones procedentes de una misma persona".

Los donativos privados, ya fueran anónimos o de origen conocido, aumentaron un 6,6% en 2002 respecto al ejercicio anterior. El PP recibió en 2002 algo más de tres millones de euros en donaciones, de ellas 2,7 millones fueron percibidos de forma anónima. De igual modo, UDC percibió 2,1 millones euros en donaciones sin procedencia conocida, y CDC, sus socios en Convergència i Unió (CiU), casi dos millones.

Por su parte, el PNV obtuvo en 2002, 1,4 millones de euros por ese mismo concepto. Un total de 8,2 millones, el 93% de los 8,8 millones percibidos de modo opaca por el conjunto de los partidos.

El PSOE ingresó 438.000 euros, el PSC 84.000 y cerró este capítulo la Chunta Aragonesista, que en todo el año obtuvo solamente 200 euros procedente de una única persona física desconocida.

Los partidos que más se han beneficiado de las aportaciones privadas (opacas o transparentes) en la última década fiscalizada (1992-2001) han sido el PP, que ingresó 20,4 millones de euros; CiU (federación formada por CDC y UDC), 20,8; y PNV, 15,6.

Eliminar los pagos secretos

El Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad el pasado 27 de septiembre comenzar a tramitar la reforma de la Ley Orgánica de financiación de partidos, en la que todos están de acuerdo en suprimir los donativos anónimos. La iniciativa, presentada a propuesta de Esquerra Republicana de Catalunya, sólo admitiría donativos privados de personas físicas, no de empresas, con un límite de 30.000 euros anuales o el 5% del presupuesto del partido, y desgravarían a Hacienda, al igual que las cuotas de los afiliados.

El Tribunal de Cuentas, en su informe, pide que se aproveche la reforma de la ley, vigente desde 1987, para corregir las "deficiencias" detectadas durante los últimos ejercicios, en particular las relativas a las fundaciones vinculadas a los partidos.

En relación a las deudas de las formaciones políticas, el informe recoge que el PSOE es el partido más endeudado (48 millones, el 80% en hipotecas, según explicó el secretario de Organización, José Blanco), seguido del PNV (19,8 millones) y el PSC, con 17,3 millones. Les sigue Izquierda Unida, con 8,7 millones; el Partido Andalucista, con 8,6 millones y CDC, con 7,7 millones. El PP debía a las entidades financieras en 2002 6,4 millones, de los que 1,3 millones corresponden a créditos hipotecarios y UDC, 4,4 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de noviembre de 2005