Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas reduce un 20% el arancel del plátano latinoamericano

La Comisión eliminará las cuotas para cumplir con la OMC

La Comisión Europea propuso ayer eliminar las cuotas de importación y aplicar un arancel único de 187 euros por cada tonelada de plátano que entre en la Unión desde América Latina. Esta cifra recorta un 20% los 230 euros propuestos por Bruselas el 1 de agosto, rechazados por la Organización Mundial de Comercio (OMC) por reducir ilegalmente el acceso de los productores al mercado europeo, el mayor del mundo.

La iniciativa de la Comisión es un último intento de poner fin a las guerras del plátano que se libran desde que en 1993 la UE armonizó en un régimen comunitario lo que hasta entonces eran atribuciones nacionales. La puesta en práctica de aquel cambio suscitó protestas de los productores latinoamericanos y estadounidenses (en virtud de la nacionalidad de empresas con sede en EE UU como Chiquita), la primera intervención de la OMC y una miniguerra comercial entre Bruselas y Washington.

Las aguas se remansaron cuando se pactó en 2001 un cambio escalonado que preveía, hasta final de 2005, un sistema mixto de cuotas y tarifas y, a partir del 1 de enero de 2006, uno de sólo tarifas. Bruselas propuso en enero pasado aplicar a partir de 2006 un régimen de importación sin límites cuantitativos a razón de 230 euros por tonelada. Nueve países latinomericanos (Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela) lo consideraron abusivo. En agosto, la OMC les dio la razón y ahora la Comisión presenta su nueva propuesta, sin cuotas, de 187 euros por tonelada. El nuevo arancel sustituirá al actual de 75 euros por tonelada.

La nueva cifra sigue siendo considerada alta por los productores, con los que ahora debe negociar la Comisión. Para los productores domésticos (Francia y España, principalmente, que cubren el 20% de la demanda europea) la cifra de 187 euros por tonelada es muy baja y abre la vía a una invasión de plátanos latinoamericanos, que ahora cubren un 70% del mercado comunitario. El 10% restante procede de los países de África, Caribe y Pacífico, a los que se ofrece exportar a partir de 2006, y sin aranceles, 775.000 toneladas en vez de las actuales 750.000.

Malo para Canarias

Canarias, con 420.000 toneladas anuales, es el principal productor de plátano de la UE, un sector que cuenta en las islas con 12.000 productores y genera 17.000 empleos. El presidente de la Asociación de Productores de Plátanos de Canarias, Manuel Lorenzo, indicó ayer que teme la propuesta de Bruselas se reduzca aún más, informa Juan Manuel Pardellas.

Lorenzo se reunió en el Ministerio de Asuntos Exteriores con representantes de España, Francia y Portugal para redactar un documento para defender la producción comunitaria.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de septiembre de 2005