ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 2 de julio de 2003

Rato pide a las familias que saneen sus deudas mientras la vivienda sube el 19%

El ministro de Economía asegura que no hay burbuja inmobiliaria y sí una fuerte demanda

El precio medio de la vivienda nueva sigue disparado. En el primer semestre de este año subió el 18,8% frente al mismo periodo del año anterior y se sitúa en 1.802 euros por metro cuadrado, según la Sociedad de Tasación. Son datos que, a pesar de todo, no suponen que exista una burbuja inmobiliaria, a juicio del ministro de Economía, Rodrigo Rato, que aprovechó para pedir a las familias que saneen sus deudas: "Los tipos de interés se encuentran en niveles históricamente bajos y es un buen momento no sólo para endeudarse, sino sobre todo para sanear las deudas".

Difícil ecuación la planteada ayer a las familias españolas por el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, y por la realidad de los datos de evolución del precio de la vivienda en el primer semestre del año, que crecieron el 8,1% sobre el final de año y sitúan su tasa interanual en el 18,8%. De un lado, Rato pidió a las familias que saneen su elevado endeudamiento, provocado en su mayor parte por la carestía de la vivienda, mientras ésta sigue subiendo sin freno, de acuerdo con las cifras facilitadas ayer por Sociedad de Tasación. Reducir deudas con precios cada vez más elevados se presenta como misión imposible.

El ministro de Economía que participó el III Encuentro Financiero Internacional sobre los retos de la banca comercial organizado por Caja Madrid, consideró que no existe una burbuja inmobiliaria en el mercado español, y que la subida de precios obedecía a la fuerte demanda existente, una demanda que "muchas veces se muestra insensible al alza de los precios". Una apreciación en la que coincide con el responsdable de la Sociedad de Tasación, José Luis Estévez, en el sentido de que los precios reales de la vivienda nunca bajarán, sino que experimentarán un suave aterrizaje hasta estabilizarse. Es decir, no se producirá un estallido, según ellos, de una burbuja.

Pero lo que es verdad es que desde 1999 los precios de la vivienda han experimentado crecimientos significativamente por encima de la inflación. El pasado ejercicio aumentó el 14,7%; en 2001, el alza fue del 8,9%; en 2000 se elevó el 12,5%, y en 1999, alcanzó el 9% de revalorización.

Además de la demanda, Rodrigo Rato señaló al buen funcionamiento y flexiblidad del sistema financiero, que permite una ventajosa financiación ("la mejor dentro de los países de la eurozona") y a la inversión en vivienda como los otros factores que explican la escalada de los precios. Para Rato, los inmuebles se han convertido en una alternativa de inversión, ante el mal comportamiento del mercado bursátil en los últimos tres años.

El elevado precio de la vivienda y el fuerte endeudamiento que ha propiciado es un tema que preocupa a la autoridad económica, porque puede tener consecuencias negativas de producirse una subida brusca de los tipos de interés. El Banco de España lleva semanas con un frente abierto en el que pide moderación a las entidades financieras a la hora de conceder créditos, al tiempo que les avisa de que la morosidad acabará llegando.

Rato abrió ayer otro frente instando a las familias a que reduzcan su endeudamiento. En esta misma linea, alabó ayer las iniciativas de la reciente "guerra" hipotecaria entre entidades financieras que ofrece créditos a tipo de interés fijo que se pueden prolongar hasta 30 años y que elimina el riesgo de un cambio en la tendencia de los tipos, que ahora se encuentran en niveles muy bajos.

Los datos ofrecidos ayer por Sociedad de Tasación no apuntan en ningún caso a una desaceleración en el precio de la vivienda ni a un cambio de tendencia. "El menor incremento de precios del primer semestre del año (8,1%) respecto al segundo semestre del año anterior (9,9%) se ha repetido a lo largo de los últimos tres años, circunstancia que nos hace interpretar que se trata de una de las oscilciones del ciclo y no un cambio significativo de tendencia a corto plazo", apuntan en su estudio. Así, los precios en los primeros semestres aumentan menos como lo indica que de enero a junio de 2002 creciese el 4,4%.

Demanda pujante

Tampoco parece que el aumento de la oferta de nuevas viviendas vaya a moderar los precios en un horizonte cercano. Y eso, pese a que algunas instituciones consideran que crecerá en 2003 de forma importante, superando las cifras del año anterior. "La demanda de vivienda nueva se mantendrá por las previsiones macroeconómicas para este año, que indican que la economía española seguirá creciendo y la inflación lo hará de forma más controlada que en 2002. Además, previsiblemente aumentará la renta real disponible de las economías familiares en la medida que la inflación no supere las previsiones y se mantengan los tipos de interés", explica la Sociedad de Tasación.

Un último aspecto que favorecerá la demanda de vivienda es que "seguirá siendo una inversión atractiva mientras otras alternativas no mejoren sus previsiones de estabilidad o rendimiento", concluyen. Una fuerte alza parece garantizada para este año.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana