ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 20 de junio de 2003
Crítica:CRÍTICAS

Sorprendente 'ópera prima'

M. T. 20 JUN 2003

Conviene aclarar los términos, de buen comienzo: con su aire de película de artes marciales, sus toques fantásticos (un tributo a Tigre y dragón, pero no sólo eso) y su desbordada, no menos fantástica historia de amor, Bichunmoo es una película que parece reservada a públicos jóvenes, amantes del kung-fu y sus acrobáticas coreografías, y que no le piden demasiada verosimilitud -¡cómo hacerlo, cuando el cine contemporáneo abusa tanto de la supresión de la causalidad, de la exageración hiperbólica, del énfasis del efecto especial!- a cualquier película que vean.

Pero detrás de esta premisa, Bichunmoo, tercera película coreana que se estrena entre nosotros en los dos últimos años -parece que lo de la globalización, al menos en este terreno, va más en serio de lo esperado-, y sorprendente primera realización comercial de su joven director, Kim Young-jun, es bastante más. Lo que de ella llama la atención es, en primer lugar, la seguridad con que está rodada, incluso la elegancia con que resuelve algunos de sus tour de force más arriesgados. Lo segundo, el desparpajo con el que trabaja un pasado mitológico común a las tres grandes culturas de la zona, la china, la coreana y la japonesa: las referencias aquí se cruzan constantemente, sin que la creencia del espectador en las virtudes dramatúrgicas del invento se resientan en lo más mínimo.

BICHUNMOO

Dirección: Kim Young-jun. Intérpretes: Shin Hyun-june, Kim Hee-sun, Jang Dong-jik, Chung Jin-young. Género: aventuras fantásticas, Corea-China, 2002. Duración: 110 minutos.

Y tercero, y principal, toda vez que es de lo que verdaderamente trata el filme, la confianza ciega del director en una ficción de aventuras compuesta desde las más tradicionales, y efectivas, recetas del género. Es decir, la presencia de un héroe que ve imposibilitado el vivir el amor que, desde niño, siente por una princesa; la identidad problemática de ese mismo héroe; los peligros que debe arrostrar para lograr sus objetivos; la fuerza de la herencia de la sangre; el proceso de adquisición de habilidades del protagonista; una trama de amistades contrariadas por el Destino.

Nada nuevo bajo el sol, o sí, según se mire. Porque lo que ahora nos devuelve esta humilde, efectiva película chino-coreana es una historia que no tiene el menor rasgo de posmodernidad; que está narrada desde el más sólido convencimiento en las virtudes taumatúrgicas, incluso iniciáticas de la aventura. Y porque su factura contiene los suficientes elementos de interés como para hacernos pasar un buen rato: de aquellos de palomitas de maíz, cine de barrio y ojos sorprendidos... de un tipo de película de las que ya no se hacen.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana