Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en el Gobierno gallego | CATÁSTROFE ECOLÓGICA

Víctimas de la cacería

Santiago de Compostela

Dos consejeros acompañaban a Manuel Fraga en su polémica cacería en Aranjuez (Madrid) el pasado 17 de noviembre, horas después de que los vertidos de fuel alcanzasen la Costa da Morte. Ninguno está ya en el Gobierno autónomo. Uno era Xosé Cuiña, obligado a dimitir el pasado jueves. El otro, titular de Medio Ambiente, Carlos del Álamo, dejó ayer el Gabinete.

La salida de la Xunta de Del Álamo se daba por segura hace tiempo. Era necesario ofrecer la imagen de que el PP gallego asume responsabilidades por el desastre ecológico. El propio consejero recibió con cierto alivio su salida del Ejecutivo, donde algunos de sus compañeros no dudaban en considerarlo "quemado". Del Álamo ya sufrió un fuerte desgaste hace dos años por la actuación de su departamento en los primeros días de la crisis de las vacas locas.

La sustitución de Del Álamo también obligará a reajustar la comisión del Parlamento gallego que pretende investigar la catástrofe del Prestige. El hasta ahora presidente de la comisión, José Manuel Barreiro, es el nuevo consejero de Medio Ambiente. Barreiro ocupa también la vicesecretaría general del PP gallego y su ascenso se atribuye a la influencia de Jesús Palmou, quien además ha situado en el Gabinete a una mujer de su confianza, María José Cimadevila, que se encargará de Asuntos Sociales.

Rajoy y Romay

Otra mujer, Pilar Rojo, amiga de Mariano Rajoy, se encargará de una consejería relacionada con la gestión de la crisis del Prestige como indica su nueva denominación, Familia, Juventud y Voluntariado. El sustituto de Cuiña en Política Territorial y Obras Públicas es Alberto Núñez Feijóo, hasta ahora presidente de Correos y Telégrafos y muy vinculado al ex ministro José Manuel Romay.

El gran ausente es Palmou, quien trató de explicar ayer en Madrid, durante la convención nacional del PP, los motivos de su exclusión a última hora. Aseguró que ayer por la mañana mantuvo una reunión con Fraga, quien pretendía adjudicarle una consejería de gestión. El secretario general del PP gallego, según su versión, rechazó la oferta argumentando que no podía dedicarse a un departamento de gestión porque descuidaría su trabajo en el partido.

Los grupos de la oposición no tardaron en arremeter contra el modo en que se ha resuelto la crisis de la Xunta. Anxo Quintana, del BNG, atribuyó al presidente del Gobierno, José María Aznar, la paternidad del nuevo Ejecutivo autónomo. "Aznar nos va a castigar con un gabinete de tercera regional", declaró. El líder del PSdeG-PSOE, Emilio Pérez Touriño, dijo que el nuevo Gobierno gallego es resultado de "un ajuste de cuentas dentro del PP" y que está "a años luz" de lo que necesita Galicia para afrontar la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de enero de 2003