ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 23 de agosto de 2002
CIERRE DE ACADEMIAS

La crisis de Opening deja a miles de alumnos sin las clases que han pagado

CEAC asegura que el próximo lunes se reanudarán los cursos

El grupo de empresas de enseñanza CEAC aseguró ayer que sus centros de aprendizaje de inglés Opening English reanudarán las clases el próximo lunes, tras permanecer cerrados durante todo el mes de agosto sin haber avisado previamente a los alumnos, 80.000 en toda España. Los alumnos se han quedado sin clases, pero continuan pagando los créditos con los que financiaron los cursos. CEAC presentó suspensión de pagos a finales del mes de julio y arrastra una deuda de 30 millones de euros.

Opening English tiene una red de 132 centros en España, la mitad de los cuales funcionan en régimen de franquicia, y son los únicos que han permanecido abiertos. El resto cerró sus puertas a principios de agosto para sorpresa de sus alumnos, que en años anteriores habían podido asistir a clase en este mes, aunque los contratos de los cursos mencionan el cierre por vacaciones.

El presidente de la Asociación de Franquicias de Opening, Albert Amat, aseguró ayer en declaraciones a TV-3 que sus 70 centros abrirán aunque la empresa matriz quiebre, y señaló que los profesores de las franquicias continúan cobrando. Amat apuntó que los docentes de los centros propios de la cadena llevan cuatro meses sin cobrar.

Los alumnos de Opening English financian la totalidad de los cursos al matricularse, firmando créditos bancarios. Así, el banco ingresa a las escuelas un tanto por alumno y éste paga a la entidad financiera la cuota mensual. Carme Torrent, alumna de Opening, considera que 'el sistema del crédito es una práctica cuando menos abusiva'. Sin embargo, reconoce: 'Los alumnos pagamos por la flexibilidad horaria que ofrece el sistema, que combina las clases en presencia con un sistema multimedia'. Esta alumna se muestra 'satisfecha' con el método de aprendizaje, pero lamenta la falta de clases en agosto y teme que la escuela cierre definitivamente, mientras todavía debe 480 euros de los 1.400 que pagó en su día.

Torrent también explica que al matricularse en Opening, a los alumnos se les asigna un comercial, además de un tutor personal. Estos comerciales ofrecen una promoción a los alumnos por la cual Opening se compromete a pagarles 120 euros por cada nuevo alumno que capten. Sin embargo, Torrent asegura que a la hora de la verdad, es muy difícil cobrar esta compensación, pese a la insistencia de los alumnos.

El Instituto Catalán de Consumo (ICC) instó ayer a los alumnos afectados a que reclamen mediante el envío de un fax a la empresa la reanudación del servicio, y que exijan una respuesta por escrito en el plazo de 15 días. Sin embargo, el ICC señaló que no podrá intervenir hasta que no finalice el periodo de vacaciones.

La crisis de Opening, resultado de un crecimiento vertiginoso en los últimos años, puede registrar hoy un nuevo giro si la empresa alcanza algún tipo de acuerdo con los 14 bancos acreedores, que se reparten la deuda financiera de la red de escuelas. Para hoy está prevista una reunión entre la empresa, los representantes sindicales de los empleados (profesores y personal administrativo) y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) de la Generalitat para tratar de encontrar una salida a la crisis de Opening.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana