Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco desaparecidos tras hundirse una patera en Fuerteventura

Doce fueron rescatados en el mar y otros dos detenidos en tierra

Agentes de la Guardia Civil encontraron ayer en las costas de Fuerteventura el cadáver de un subsahariano ahogado hace al menos dos días. El hallazgo se produjo mientras buscaban a otros cinco extranjeros que desaparecieron tras naufragar su patera debido al mal tiempo pasadas las tres de la madrugada con 19 personas a bordo. De los 14 restantes, 12 fueron rescatados por la Guardia Civil y a otros dos los detuvo la policía local de Antigua.

La embarcación zozobró hacia las tres de la madrugada de ayer en la zona de El Castillo, en el municipio de Antigua (Fuerteventura). El mal tiempo y lo abrupto del litoral de esa zona, muy rocoso y con acantilados, fueron determinantes, según la Guardia Civil, para que los 19 inmigrantes que viajaban en la patera terminaran en el agua.

Doce de los extranjeros pudieron ser rescatados por la Guardia Civil poco después del naufragio. Ellos fueron los que dieron la alarma sobre la suerte que habían corrido sus otros siete compañeros de viaje. Hacia las tres de la tarde, agentes de la policía local de Antigua detuvieron a dos marroquíes casi desnudos y descalzos que aseguraron haber llegado en la embarcación siniestrada. Ambos detenidos, de 28 y 29 años, deambulaban por una de las urbanizaciones del municipio.

Tanto la Guardia Civil como Salvamento Marítimo continuaban a última hora de ayer con la búsqueda de los desaparecidos. Durante la operación -en la que participaba una embarcación de rescate, dos patrulleras, dos helicópteros y varios submarinistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil- se encontró el cadáver de un subsahariano muerto en otro naufragio ocurrido dos o tres días antes, según confirmó el análisis forense.

También se encontraron algunas ropas y objetos personales que se cree podrían pertenecer a los ocupantes de la patera.

Dos horas después del siniestro, a las cinco de la madrugada, agentes de la Guardia Civil detuvieron en la playa de Pozo Negro a otros 20 subsaharianos, entre ellos dos mujeres y dos menores de 15 años, justo después de que desembarcaran de la patera en la que venían, que se encontraba varada en la orilla.

[David Metrevelli, un georgiano de 25 años que tenía decretada su expulsión, se ahorcó el martes en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga. El extranjero mostraba síntomas de depresión y angustia desde que fue detenido tras una denuncia de su compañera sentimental por malos tratos, por lo que estaba siendo tratado con benzodiacepina].

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de julio de 2002