ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 20 de diciembre de 2000
Entrevista:J. A. RUIZ ALMENARA - SECRETARIO DEL PSOE DE CÓRDOBA

"Las disputas con la dirección regional del PSOE se han acabado"

José Antonio Ruiz Almenara (Palma del Río, Córdoba, 1956) fue elegido el domingo nuevo secretario general del PSOE de Córdoba, cargo en el que releva a José Mellado. Afirma que las disputas de las direcciones regional y provincial del PSOE han terminado.

Pregunta. ¿Cómo ha sido posible que un hombre de José Mellado haya ganado el congreso del PSOE de Córdoba?Respuesta. No me importa que me digan que soy hombre de Mellado, pero a partir de ahora Mellado es un hombre mío.

P. Pero en el congreso de noviembre, preparatorio del regional, Mellado perdió su primera batalla frente al sector crítico, lo que parecía que iba a repetirse en el cónclave del pasado domingo.

R. Cada congreso tiene un objetivo y los delegados votan en función de esos objetivos. La gente tiene capacidad para discernir lo que interesa al partido en cada momento.

P. Desde septiembre de 1999, las direcciones regional y provincial del PSOE han mantenido una dura confrontación que ha durado hasta el congreso pasado. Desde Sevilla y parte de la agrupación de Córdoba responsabilizó a Mellado de los malos resultados electorales, pero éste sigue en la ejecutiva provincial, esta vez como presidente, ¿Cómo se entiende?

R. Soy ajeno a esa confrontación, a esas disputas. Lo que sí garantizo es que se han terminado esas disputas entre las direcciones del PSOE andaluz y el de Córdoba. Lo garantizo yo y todos los miembros de mi ejecutiva. Nadie va a entrar en confrontación con Sevilla.

P. ¿Por qué apostó por que Mellado ocupara la presidencia del partido?

R. Mi planteamiento es, y así lo dije en el congreso, no tirar a nadie a la papelera. No lo voy a hacer ni con Mellado ni con ningún militante del partido que se precie por trabajar por la organización. Los intereses personales no pueden estar por encima de los intereses de la sociedad.

P. ¿Teme que la dirección regional le aísle como a Mellado en la última etapa?

R. No lo temo. Para que la ejecutiva regional funcione bien es necesario que también lo haga la dirección de Córdoba.

P. La gestión de la ejecutiva saliente fue aprobada por el 69% de los delegados. ¿Supone eso dejar de lado la autocrítica por los malos resultados electorales del PSOE en Córdoba?

R. No. Además, los resultados no fueron tan desastrosos como algunos indican. El PSOE sigue calando en la sociedad, sigue gobernando muchas instituciones y sigue dando respuesta a muchos problemas.

P. ¿Cuáles fueron las claves de su victoria?

R. La falta de cohesión en un sector [se refiere al crítico] muy heterogéneo. Si no hay cohesión es muy difícil mantener un mensaje único que aglutine a gente en torno a la renovación. También influyó la unión tardía de los tres candidatos de esa corriente, que consensuaron sus fuerzas en el candidato Matías González cuatro días antes del congreso. La gente no entendió esa situación. Luego, nuestro grupo ha vendido una idea de equipo nuevo por todas las agrupaciones locales, en las que hemos presentado no un proyecto para gobernar el partido sino un proyecto para la sociedad.

P. El sector crítico ha vuelto a fracasar en su intento de hacerse con el control del partido. ¿Hay que atribuirlo a que lo único que les unía era ir contra Mellado?

R. La crítica se hace contra una forma de actuar. Pero si a la crítica no se le unen alternativas, la gente no la admite, no la comprende.

P. Usted es diputado provincial y le ganó el congreso al presidente de la Diputación. ¿Cómo van a ser ahora las relaciones entre ambos?

R. Estoy seguro de que serán igual de cordiales que antes. Los dos llevamos juntos tres mandatos en la Diputación y en ese tiempo hemos congeniado y mantenido muy buenas relaciones. Yo sé qué función tengo en la Diputación y estoy a disposición de mi presidente.

P. ¿Piensa seguir en su cargo de diputado provincial?

R. Tengo que aliviarme mucho de trabajo. Es una obligación que tengo por varias razones. La primera, porque adopté ese compromiso y, la segunda, porque debe ser así. No tengo capacidad para llevar varios cargos a la vez. Cuando cierre varios proyectos importantes para la provincia (agua, carreteras y agricultura) dentro de unos meses quedaré libre de mi compromiso con la Diputación y dedicaré mi tiempo al partido.

P. ¿Tiene previsto hacer reajustes en los grupos socialistas del Ayuntamiento y Diputación?

R. No. Hay que dar el respaldo y autonomía a los cargos institucionales que trabajan en las distintas administraciones. Tenemos que garantizar la estabilidad.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana