Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos cometió una matanza de cientos de civiles en la guerra de Corea

Tropas estadounidenses del Séptimo de Caballería masacraron a cientos de civiles surcoreanos bajo el puente ferroviario de No Gun Ri, a finales de julio de 1950. Ese siniestro episodio de los comienzos de la guerra de Corea, denunciado desde hace medio siglo por los supervivientes y siempre desmentido por Washington, ha sido confirmado ahora por una exhaustiva investigación periodística de la agencia Associated Press. Los supervivientes de la matanza bajo el puente de No Gun Ri declararon en Seúl: "El Gobierno de EEUU ya no puede seguir negando su responsabilidad". El secretario de Defensa norteamericano, William Cohen, ordenó ayer una investigación en profundidad sobre No Gun Ri.Los supervivientes añadieron que su intención es demandar a Washington, exigiéndole perdón, indemnizaciones económicas y un monumento en el lugar de la carnicería.Tras entrevistar durante nueve meses a 130 veteranos estadounidenses de la guerra de Corea, una docena de ellos han confirmado a Associated Press la veracidad de las denuncias sobre lo ocurrido en No Gun Ri, en la primera fase de los enfrentamientos entre las tropas de EEUU y las comunistas. Una treintena de supervivientes lleva medio siglo diciendo que, bajo ese puente ferroviario, situado a unos 160 kilómetros al sureste de Seúl, unos 300 civiles surcoreanos fueron acribillados y muertos por soldados de Estados Unidos.

Los veteranos estadounidenses corroboran que abrieron fuego contra una muchedumbre de refugiados, entre los que habían ancianos, mujeres y niños, y cifran en "cientos" los muertos. Según documentos de las Fuerzas Armadas de EEUU ahora desclasificados, los soldados obedecieron órdenes de sus mandos, que sospechaban que las tropas comunistas de Corea del Norte se estaban infiltrando entre los refugiados.

Seis de los veteranos que confirman la historia aceptan que ellos dispararon contra los civiles, otros seis dicen que fueron testigos de la matanza. "Los aniquilamos", dice Norman Tinkler, responsable de una ametralladora. "Nos habían dicho que el enemigo se había infiltrado entre esa gente", recuerda el fusilero Herman Patterson.

La unidad que protagonizó la atrocidad fue el Séptimo de Caballería, un regimiento de la Primera División de Caballería de EEUU. La matanza de No Gun Ri se añade a las tropelías cometidas por EEUU en su intento de detener el avance del comunismo en Asia. Hasta ahora, el suceso más conocido era la masacre en la localidad vietnamita de My Lai, en la que soldados estadounidenses mataron a unos 500 civiles en 1968.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1999