Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO PINOCHET'

Los documentos secretos de EEUU vinculan directamente a Pinochet con varios crímenes

Los documentos secretos sobre Augusto Pinochet en poder de Estados Unidos contienen elementos que prueban su relación directa con crímenes cometidos dentro y fuera de Chile y que podrían ser utilizados contra él en un juicio, según el National Security Archive, una organización independiente de Washington. Pero el Gobierno norteamericano piensa hacerlos públicos con cautela. El trabajo de desclasificación puede durar semanas e incluso meses. Serán expurgados muchos nombres de agentes norteamericanos y sus informadores, y de elementos que resulten muy embarazosos para EE UU.

Los documentos cuya desclasificación anunció el martes el Gobierno de EE UU no se limitan a los guardados en el Departamento de Estado, sino que están distribuidos entre numerosos organismos oficiales: la CIA, el FBI, el Pentágono, los Archivos Nacionales... Las autoridades deben ahora reunirlos todos y estudiarlos uno por uno para ver cuáles son creíbles y relevantes. Y también para censurar todo aquello que aún resulta comprometedor para EE UU, desde nombres de espías a conductas que revelen una actitud de vista gorda respecto a las tropelías del golpe de Estado y del régimen de Pinochet.Pero, según el National Security Archive (NSA), la prestigiosa institución privada especializada en seguir la acción de los servicios secretos norteamericanos, esos documentos, incluso en esas circunstancias, pueden ser muy útiles para la acción emprendida por la justicia española contra el ex dictador chileno. El NSA ya logró el pasado septiembre acceder a parte de ese material y hacerlo público. Hay elementos suficientes que vinculan a Pinochet con el asesinato en Washington en 1976 del exiliado chileno Orlando Letelier y su ayudante Renni Moffit, con la desaparición y ejecución en Chile en 1973 del escritor y cineasta norteamericano Horman, el protagonista de Missing, y con la Operación Cóndor de exterminio de opositores exiliados.

"Hay literalmente miles de documentos en los archivos de la CIA, el Pentágono, el Departamento de Estado y otros organismos que pueden probar las acusaciones españolas contra Pinochet", declaró ayer Peter Kornbluh, del NSA.

Único responsable

Un informe a Washington del agregado militar en Chile del 15 de abril de 1975 identifica a Pinochet como la "única autoridad" de la muy temida DINA. Y explica que ningún responsable de esta policía política puede tomar decisiones de envergadura sin la aprobación explícita del dictador. Otro documento secreto al que ha tenido acceso el National Security Archive, un mensaje enviado por el FBI desde Argentina el 28 de septiembre de 1976 explica la Operación Cóndor, coordinada por las Juntas Militares de Chile, Argentina y Uruguay para eliminar a los opositores en el exilio.El mensaje del FBI informa: "La fase más secreta de la Operación Cóndor implica la formación de equipos especiales de los países miembros que viajarán a cualquier parte del mundo para efectuar castigos que incluyen el asesinato". Los documentos confirman que Richard Nixon y Henry Kissinger ordenaron a la CIA colaborar en el derrocamiento en 1973 de Salvador Allende. Nixon y Kissinger hicieron la vista gorda ante la brutalidad de la represión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de diciembre de 1998

Más información

  • Washington levantará el secreto de sus archivos tras censurar los datos que afectan su seguridad