ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 23 de julio de 1998
LA CLAUSURA DE 'EGIN'

El director de "Egin", detenido por pertenencia a ETA tras presentarse a declarar ante Garzón

  • Xabier Salutregi niega que hubiera "sumisión" del periódico a la organización armada

El director del diario Egin, Xabier Salutregi, fue detenido ayer por el juez Baltasar Garzón acusado de los delitos de integración en ETA y alzamiento de bienes, después de que se presentase voluntariamente en la Audiencia Nacional para aclarar su situación. Tras tomarle declaración y pese a que el fiscal pidió su ingreso en prisión, Garzón decidió prorrogar la detención judicial de Salutregi hasta las 12.30 del viernes mientras se practican una serie de pruebas documentales. Las diligencias pretenden aclarar si Salutregi se entrevistó con la dirección de ETA para recibir instrucciones o como periodista.

El director de Egin se presentó a las diez de la mañana de ayer en la Audiencia Nacional acompañado de Martín Garitano, redactor jefe de Información de Egin y actual director de Euskadi Información, el diario que publican los trabajadores de Egin tras el cierre de sus instalaciones. Con Salutregui comparecieron los abogados Jone Goiricelaia y Kepa Landa.Garzón interrogó a Salutregi durante más de tres horas y finalmente, después de la vistilla para determinar si ingresaba en prisión o quedaba el libertad, Garzón decidió prorrogar su detención judicial hasta el mediodía del viernes. El fiscal Enrique Molina había solicitado su ingreso en prisión por pertenencia a ETA y alzamiento de bienes, pero la abogada, Jone Goiricelaia reclamó la libertad sin fianza por entender que no existe prueba de que se haya delito alguno. El director de Egin fue trasladado a la prisión de Alcalá-Meco.

Según Goiricelaia, Salutregi declaró que "nunca ha habido sumisión del periódico a ETA". El director de Egin aseguró que fue nombrado por el consejo de administración de Orain, editora del periódico, y no por ETA.

El juez interrogó a Salutregi acerca de los extremos contenidos en el auto de ratificación de la clausura de Egin, en el que se describen, entre otros delitos, el de integración en banda armada y alzamiento de bienes.

Reunión con "Txelis"

En el auto citado se alude a la reunión mantenida en Bidart (Francia) en febrero de 1992 entre José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, en aquellas fechas ideólogo de la cúpula de ETA, y Ramón Uranga, consejero delegado de Orain-Egin, Javier Salutregi y Teresa Toda que, con posterioridad al encuentro, el 30 de marzo de 1992, fueron nombrados director y subdirectora de Egin. El anterior director del periódico, Xabier Oleaga, había dimitido de su cargo en noviembre de 1991.El encuentro entre los directivos de Egin y la cúpula de ETA tenía como finalidad informar a la dirección de la banda de la marcha de la gestión empresarial de Egin y consultarle sobre el nombramiento de director. En la reunión, Txelis estableció también las pautas que Egin debía seguir de acuerdo con las órdenes impartidas por la organización armada.

Salutregi negó estos extremos y justificó este viaje en "motivos profesionales": argumentó que el encuentro tenía como objetivo la realización de una entrevista que fue publicada posteriormente en Egin.

La entrevista en cuestión se publicó en Egin en noviembre de 1992, mientras que el encuentro con la cúpula de ETA en Bidart se produjo los días 21, 22 y 23 de febrero de ese año, y el nombramiento de Salutregi como director del diario fue en marzo de 1992, sólo un mes después de aquel contacto. Además, nadie se registró en el Hôtel des Pyrennées, donde se celebró el encuentro, con el nombre de Salutregi y éste no aportó a la contabilidad de Egin ninguna factura de aquel viaje.

En el sumario instruido por Garzón constan documentos en los que se informa a la cúpula de ETA sobre la designación del director de Egin y en los que un miembro de KAS que trabaja en el periódico informaba a la banda de la puesta en marcha de un sistema de comunicaciones informáticas comprimidas y encriptadas que tenían que ser recibidas en el ordenador del director del periódico. En esas comunicaciones, el director, siguiendo los códigos o claves proporcionadas por ETA, identificaba al destinatario final del mensaje y se lo hacía llegar.

El auto de Garzón mencionaba también que de la documentación intervenida al dirigente de ETA José María Dorronsoro se constata la subordinación y dependencia de Orain a ETA. Entre esa documentación incautada en París en 1993 figura un archivo informático denominado Garikoitz (93/02), según el cual la dirección de ETA articuló un sistema para que el director de Egin recibiera por correo electrónico las informaciones o datos que la dirección de ETA considerase oportuno. Sólo el responsable del periódico conocía las claves para acceder a ese correo electrónico.

Por último, en un documento de julio de 1995 intervenido en el registro de la sede de Orain-Egin en Hernani y titulado Propuestas de actuación Orain,SA-Ardatza,SA se contemplan varias actuaciones para evitar la responsabilidad solidaria de esta última sociedad, así como el embargo de los bienes de Orain debido a las deudas de 551 millones de pesetas a la Seguridad Social.

El estudio de ese documento evidencia que se trata de una comunicación recibida por el director de Egin desde el exterior y que se exige dar cumplimiento a las instrucciones en un plazo de 13 días desde la recepción de la propuesta. Este último documento avalaría al menos el conocimiento del director de Egin del presunto delito de alzamiento de bienes de los que han sido acusados los responsables empresariales del diario.

Interrogado sobre las razones de que el documento en cuestión fuera intervenido en su despacho, Salutregi manifestó que probablemente pertenecía a Uranga. Ramón Uranga es consejero delegado de Orain y se encuentra en prisión desde el pasado domingo por orden de Garzón.

Las pruebas documentales solicitadas por el magistrado, según fuentes jurídicas, constituyen la prueba del nueve antes de pronunciarse sobre el ingreso en prisión de Salutregi que ha solicitado el fiscal. El director de Egin sólo quedaría en libertad si los documentos demuestran que no se subordinó a la línea marcada por ETA, pues Garzón tiene documentos en contrario.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana