Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de San Sebastián quieren echar de un parque a los militares

San Sebastián de los Reyes

Unas 300 personas se concentraron ayer frente a las instalaciones militares que posee la Armada en el Parque de la Marina de San Sebastián de los Reyes (58.000 habitantes). Entre ruido de tracas, música y sangría, los vecinos, que han constituido la Plataforma Parque de la Marina Para Todos, reclamaban al Ministerio de Defensa el abandono de las casi diez hectáreas que ocupan los militares en el corazón del municipio desde finales de los años cincuenta.

Defensa acaba de comunicar oficialmente al Consistorio que no se trasladará al municipio de Ribatejada, tal y como establecía un convenio firmado en 1990.

El Gobierno regional cedió terreno para el traslado del ejército al pueblo de Ribatejada, pero el Ministerio acaba de desechar la oferta aduciendo motivos técnicos: "El cuartel general de la Armada renuncia a construir una nueva estación de radio en Ribatejada, toda vez que existen servidumbres radioeléctricas derivadas de la estación de comprobación técnica de emisores de El Casar, dependiente del actual Ministerio de Fomento".

Para el alcalde de San Sebastián, Ángel Requena (IU), ésta no es una razón convincente. San Sebastián pretende resolver su escasez de zonas verdes con la transformación de las instalaciones militares en un parque para los vecinos.

La plataforma vecinal denuncia que las instalaciones militares suponen un peligro para la localidad en caso de guerra, ya que la zona tiene la calificación de militar estratégica. "Si hay un enfrentamiento armado puede caer un pepinazo en el pueblo que nos barrería a todos del mapa", señaló un portavoz vecinal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de junio de 1998