Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llega a España el mundo de 'Friends'

Fenómenos como el de Friends se producen muy de cuando en cuando en la historia de la televisión. Estrenada en la cadena estadounidense NBIC en septiembre de 1994, la telecomedia se hizo de inmediato con una audiencia entorno a los 25 millones de espectadores, colocándose en lo alto de las listas de popularidad sin pasar por el obligatorio periodo de pruebas. Canal + la estrenará el próximo jueves, día 27, en abierto, a las 20.00.

Friends lo tenía todo: un reparto de gente guapa agradable de ver, unos comienzos levemente polémicos (la introducción del lesbianismo en una comedia, antes que Ellen), y un clarísimo mensaje de juventud y alegría, muy apto para la colocación de publicidad. Para colmo, la NBC programó Friends junto a sus joyas de la corona: Seinfeld y Urgencias.Friends ha funcionado también como una plantilla un modelo de telecomedia apto para sucesivas derivaciones, una fórmula original que ha sido ampliamente imitada no sólo en EE UU, sino también en España (Más que amigos). El título alude a seis amigos (tres chicos y tres chicas) entre los 25 y los 30 años cuya vida diaria, trabajos relaciones y preocupaciones varias los, guionistas van desarrollando con línea clara y humor blanco. Sólo quedaban por dilucidar unas pocas cuestiones: ¿soportaría Friends el paso de las temporadas? O bien, para empezar, ¿posee esta serie un minimo de calidad? La primera pregunta ha quedado ya respondida. Su estreno en España, (Canal +, el jueves 27, en abierto), se produce al inicio de su cuarta temporada en Estados Unidos, con su popularidad intacta y la totalidad de sus protagonistas lanza dos al estrollato no sólo por la propia serie, sino por sus respectivas incursiones por separado en el cine de Hollywood, donde las chicas han tenido mejor suerte que ellos.

En cuanto a si Friends merece la pena verse,digamos que el haber sido creada por el tándem Martha Kaufmann-David Crane (los mismos que Sigue soñando) y la presencia recurrente como director del clásico Jarnes Burrows. (Cheers) garantizan un nivel de realización y de argumento por encima de la media. La serie ha sido candidata a 12 emmys, pero no ha ganado ninguno. JenniferAníston (Rachel), Courteney Cox (Monica), Lisa Kudrow (Phoebe), David Schwinuner (Ross), Matt LeBlanc (Joey) y Matthew. Perry (Chandler) son, respectivamente, una compradora de moda, una cocinera, una cantante, un paleontólogo, un actor y un contable. Las dos primeras comparten piso, igual, que los dos últimos chicos. Suelen verse en un café del Greeri wich Village e intercambiar sus penas y alegrías en tono de comedia.

Cuando Friends se estrenó en 1994 en EE UU, todavía se podía hablar de la generación, X sin que le tiraran a uno nada a la cabeza, y con esa etiqueta se promocionó. Sé trataba, y se trata, de una visión supuestamente irónica y desenfadada de lo que es ser joven, buscar trabajo y vivir en la- gran ciudad. En este sentido, Friends pasará a los libros entre las dos o tres telecómedias más definitorias de los años noventa. Su retrato de la vida en Nueva York es idílico e imposible, pero así es como la televisión (y, sobre todo, la telecomedia) suele mejorar la realidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 1997

Más información

  • Canal + estrena la comedia en abierto la próxima semana