Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados siete cadáveres de inmigrantes junto a una patera que naufragó cerca de Tarifa

Una patera de siete metros de eslora embarrancó cerca de Tarifa (Cádiz), por causas aún desconocidas, y murieron al menos siete personas sin identificar, de rasgos norteafricanos y que aparentan edades comprendidas entre los 25 y los 40 años. El hallazgo se produjo después de que a las 6.50 de ayer se recibiera en el Centro Zonal de Salvamento de esa ciudad una llamada de la Guardia Civil en la que se informaba de la localización de dos cadáveres junto a una embarcación varada en la arena. Las víctimas perecieron aparentemente al intentar cruzar el Estrecho.

Tarifa-Tráfico desplazó hasta el lugar en el que se encontraban los cuerpos, en la playa del Cañuelo, cercana al término municipal tarifeño, al helicóptero Helimer Andalucía y las embarcaciones Salvamar Algeciras y Salvamar Tarifa, en previsión de que con las primeras luces del alba se pudieran encontrar supervivientes del naufragio.Los equipos de rescate comprobaron que a unos 200 metros de donde se encontró la patera había dos cuerpos más, hundidos a unos dos metros de profundidad, en una zona de muy difícil acceso. Más tarde, pasadas las tres de la tarde, la tripulación del Helimer Andalucía comunicó al Centro Zonal de Salvamento que en el mismo área se podían divisar semihundidos otros tres cadáveres, por lo que el total de cuerpos sin rescatar a esas horas ascendía a cinco.

Mientras tanto, el Helimer Andalucía y las embarcaciones de salvamento, apoyadas por una patrullera de la Guardia Civil, efectuaron un rastreo para intentar localizar a otras víctimas.

Según fuentes de Tarifa Tráfico, junto a la patera encontrada en la playa del Cañuelo había pisadas en la arena, por lo que se sospecha que alguna persona logró sobrevivir.

Este nuevo naufragio se produjo 35 días después del hundimiento más grave ocurrido entre las redes de inmigración ilegal en el estrecho de Gibraltar. El pasado 16 de septiembre, una veintena de personas desaparecieron y otras seis perdieron la vida y sus cadáveres fueron hallados en las costas campogibraltareñas.

Por otra parte, la Unidad Central de Extranjería ha desmantelado una red que estafó a casi un centenar de inmigrantes, en su mayoría marroquíes, a cada uno de los cuales exigió entre 70.000 y 90.000 pesetas a cambio de falsas promesas de permiso de residencia y trabajo en España, según fuentes policiales.Como integrantes de la red han sido detenidos dos socios de la empresa INCCOL BT, SL, quienes simulaban ser importantes constructores, y un intermediario que captaba a los inmigrantes.

Uno de los socios, R. J. P. C., se desplazaba cada diez días a Rabat (Marruecos) y, a través de intermediarios, ofrecía trabajo y permisos de residencia en España a marroquíes a cambio del dinero mencionado para resolver los trámites burocráticos, que, en realidad, son gratuitos. El otro socio, S. J. M. T., captaba también a extranjeros que estaban ilegalmente en España con las mismas falsas promesas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 1997

Más información

  • Desmontada una red que estafaba a marroquíes con falsos permisos de trabajo