Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último convoy a Sarajevo deja 4 toneladas de comida en Madrid

Los últimos tres camiones con alimentos no perecederos, para Sarajevo salieron ayer de Madrid. Después de su partida, en el Almacén de la Villa han quedado unas cuatro toneladas de comida que no tenían cabida en estos remolques, según informa la agencia Efe. Estos paquetes se encuentran depositados en el mismo lugar donde permaneció almacenada toda la carga.Como el Ayuntamiento de Madrid no tiene previsto realizar ningún envío más a la capital bosnia, este excedente se destinará, probablemente, a organizaciones no gubernamentales para que ellos los lleven a la capital, bosnia o para que los distribuyan entre los albergues para indigentes.

En total, los madrileños han enviado 255 toneladas de alimentos -siempre se habla de pesos brutos, contando los envases- dentro de esta campaña de solidaridad iniciada por el consistorio el pasado 17 de julio tras recibir una petición de ayuda del alcalde de Sarajevo, Tarik Kupusovic.

El primer envío, con dos camiones que transportaron 45 toneladas de comida, se realizó el pasado 24 de julio. Tres días después fueron siete los camiones que salieron del Almacén de la Villa con 150 toneladas de viandas.

De los 12 remolques utilizados, siete han sido cedidos por empresas, y otra parte, alquilados por el consistorio a un coste más bajo que el de mercado. Entre el personal que ha viajado a la capital bosnia figuran voluntarios y profesionales de SAMUR-Protección Civil, funcionarios municipales y dos logistas de Médicos del Mundo.Espera en Ploche

La ruta de los tres convoyes ha sido similar: de Madrid a la localidad italiana de Ancona por carretera, de allí a Split en transbordador, y de Split a Ploche, ya en, territorio croata, de nuevo por tierra. En Ploche, las autoridades, bosnias se han responsabilizado del traslado del cargamento hasta la sitiada Sarajevo. Los miembros del primer convoy se encuentran aún en Ploche esperando a los del último, que arribarán allí el jueves.

El gobierno municipal del PP ha costeado esta operación de ayuda humanitaria con los 18 millones de pesetas ingresados por los ciudadanos en una cuenta corriente abierta por el consistorio para tal efecto. Con ese dinero se han pagado los camiones y conductores que no eran facilitados gratuitamente por empresas, los peajes, la gasolina, el alojamiento de los miembros de los convoyes y el transbordador.

La recogida de alimentos pudo realizarse gracias a la ayuda de 480 voluntarios de SAMUR-Protección civil, que se turnaron para hacer posible la recepción de viandas del 17 al 25 de julio durante las 24 horas del día. Ellos mismos clasificaron, embalaron y almacenaron los alimentos con la asesoría de Médicos del Mundo para la colocación de etiquetas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995