Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Genaro de No, pintor

El pintor salmantino Genaro de No Soler, fallecido ayer, deja una obra en la que destaca su aportación como muralista, además de haber sido uno de los pioneros del diseño en España. Genaro de No, que dejó la arquitectura para dedicarse a la pintura, logró en 1963 la primera medalla de pintura del Salón de Otoño de Madrid y expuso en salas de varias ciudades españolas, además de hacerlo también en Costa Rica.Las principales obras murales de Genaro de No se encuentran en la Diputación de Salamanca, hospital Clínico, antigua Escuela de Comercio, además de frescos en un amplio número de iglesias, sobre todo en las provincias de Valladolid, Palencia y Salamanca. La obra pictórica de Genaro de No destaca por el dominio del dibujo y la fuerza del colorido. Formó parte de la gran generación de pintores salmantinos de los años cincuenta con Isabel Villar, Zacarías González, María Cecilia Martín y Fernando Román, entre otros.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 1992